El grupo francés Lactalis, líder del mercado de la leche en su país y uno de los pesos pesados en Europa, se encuentra cada vez más acorralada y ha tenido que salir a la palestra a defenderse de la campaña de protesta de los principales sindicatos agrícolas galos por la crisis que viven, y atribuyó la situación a las condiciones del mercado.

En un comunicado, la compañía se quejó de que «sólo en Francia el sindicalismo agrícola niega la realidad del mercado y ataca a una empresa en particular, con un discurso irresponsable que el grupo Lactalis ha denunciado y condena firmemente».

Acusó directamente a la Federación Nacional de Sindicatos de Explotadores Agrícolas (FNSEA) y a la Federación Nacional de Productores Lácteos (FNPL).

A su juicio, «este menosprecio contraproducente» contra Lactalis, «líder privado desde hace años», por parte de los dirigentes del sector agrícola «no es casualidad».

denuncian que Lactalis les paga 25,6 cent/l, menos que sus competidores, con unos costes de producción en unos 350 euros por cada 1.000 litros

Frente a los reproches de los precios a los que compra la leche a los productores, insistió en que «en este contexto difícil para todos los actores, el grupo Lactalis ha hecho esfuerzos importantes» en la modalidad de aplicación de los contratos de aprovisionamiento.

A ese respecto, hizo notar que desde el cuarto trimestre de 2015, «el apoyo a los productores llega a más de 75 millones de euros».

LACTALIS FRANCIA PROTESTAS 1Igualmente subrayó que «entre los grandes países productores de leche, Francia es ahora el que tiene el precio de la leche no sólo más elevado, sino que es claramente superior a todos los grandes competidores europeos, y en particular a Alemania, primer productor europeo».

La FNSEA y los Jóvenes Agricultores han organizado a partir del lunes una acción junto a la sede de Lactalis en Laval que debería durar varios días, con la que pretenden forzar a la sociedad a incrementar la remuneración de los ganaderos.

Los organizadores denuncian que Lactalis les paga actualmente 256 euros por cada 1.000 litros, menos que sus competidores, en un momento en que evalúan sus costos de producción en unos 350 euros por cada 1.000 litros.