Alrededor de dos centenares de manifestantes con una veintena de tractores han participado este martes 10 en las calles de Oviedo en una concentración de los ganaderos asturianos para protestar por la situación «límite» que atraviesa el campo y exigir el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria.

La protesta ha tenido lugar frente a la Consejería de Medio Rural, donde los manifestantes han derramado la leche de una gran cuba.

Durante la protesta, convocada por el sindicato Unión Rural Asturiana (URA) y secundada por UCA y Usaga, los manifestantes han planteado sus reivindicaciones sin que lograran el objetivo de que el consejero de Medio Rural, Marcelino Marcos Líndez, recibiera a una representación de los ganaderos.

Además de la aplicación urgente de la Ley de cadena alimentaria, los ganaderos asturianos reclaman medidas para los elevados precios de pienso, forrajes y carburantes; una partida digna en los nuevos presupuestos para paliar los efectos de la sequía, y medidas frente a la fauna salvaje.

Asimismo, exigen contar con datos reales y un protocolo claro para la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE) y medidas urgentes en la marca Xata Roxa y la IGP ternera asturiana.

«Señor consejero, la realidad del campo no es la que divisa desde la cristalera de su confortable despacho, el sector primario se está muriendo en Asturias y se lo venimos a trasladar alto y claro», han dicho el secretario de URA, Borja Fernández, encargado de leer el manifiesto en el demandan una reunión urgente de la cual puedan «salir medidas firmadas, concretas, contundentes y claras para intentar empezar a revertir el declive del sector agrario asturiano» o tendrán que dar un «paso más».

Respecto a la negativa de Asturias Ganadera de no secundar la manifestación de este martes, el coordinador de URA ha dicho que no entiende a qué responde «tanto rechazo» a la convocatoria.