Ganaderos de toda Andalucía han empezado, desde este lunes 1, Día del Trabajador, a tirar sus producciones de leche, en respuesta a las coacciones que la multinacional francesa Lactalis, propietaria de la marca de leche Puleva, está haciendo a este sector productor andaluz, al querer rebajar 9 céntimos su precio.

Los vaqueros andaluces se han visto forzados a tirar la producción del día porque Puleva no les ha recogido la leche, presionándoles así para que cedan a la imposición de rebajar 9 céntimos su precio en el pago en origen por litro de leche, lo que según ha estimado COAG Andalucía, supondría unas pérdidas por ganadero de 20.000€/mes, «lo que sin duda es inasumible para los ganaderos, endeudados de manera importante para mantener la exigencia de calidad y ser competitivos».

Hay que tener en cuenta, asimismo, que los costes de producción por la guerra de Ucrania, que ha provocado una brutal subida de los cereales/piensos, así como por la sequía, que ha dejado al ganado sin pasto y sin cultivos forrajeros, se han disparado hasta el punto de llevar a la ruina a muchas explotaciones que han decidido echar el cierre.

Por ello, los ganaderos andaluces han decidido seguir tirando la leche que Puleva no les está recogiendo, «hasta que rectifique su posicionamiento y este gigante industrial se siente a negociar y ofrezca un contrato con un precio digno, que cubra los costes de producción y permita a los ganaderos tener un mínimo de rentabilidad por su trabajo».

EXIGEN AL MINISTERIO QUE ACTÚE E IMPIDA QUE SE LLEVEN A CABO ESTE TIPO DE PRESIONES

Desde COAG Andalucía se quiere destacar que este sector productor atiende a un modelo social y profesional de ganadería que mantiene vivos nuestros pueblos y que puede tener los días contados al no poder soportar más ataques de la industria.

En este sentido, recuerda que la protección de la Ley de la Cadena Alimentaria brilla por su ausencia y hace un llamamiento al Ministerio de Agricultura para que no permita que se lleven a cabo este tipo de presiones de la industria a los productores de manera impune. “Exigimos al Ministerio -afirma Antonio Rodríguez, responsable de ganaderías de COAG Andalucía- que, lo antes posible, intervenga en este conflicto y corte esta situación dramática para los ganaderos”.

“Así como -añade, por último- pedimos a la Junta de Andalucía que no se ponga de perfil y que salga en defensa de este tejido productivo tan fundamental para Andalucía, que defienda a sus ganaderos. No hay tiempo que perder”.