Aunque los precios de la almendra están más moderados que hace un par de años, el cultivo del almendro se sigue considerando una opción para obtener una alta rentabilidad en la agricultura. Según el sector, por encima de los 3,5 euros el kilo en explotaciones modernas de regadío y variedades nuevas de floración tardía y alto rendimiento, la producción ya es rentable. En la actualidad los precios se sitúan entre los 4 y 7 euros el kilo, según las cotizaciones de las distintas lonjas.

Con estas cotizaciones no es de extrañar que incluso algunos fondos de inversión se hayan interesado por este cultivo, lo que explica en parte la existencia de nuevas explotaciones de entre 20 y 50 hectáreas de superficie en regadío, según el director general de la principal cooperativa de almendras de Andalucía, la malagueña Almendrera del Sur, Antonio Hidalgo, en declaraciones a A.P. Téllez en diariosur.es. «Estos fondos tienen que invertir fuera de Andalucía porque en la región es bastante complicado encontrar suelos para nuevas explotaciones de regadío de almendra», explica Hidalgo.

De hecho, la cooperativa Almendrera del Sur comercializa anualmente entre 12.000 y 15.000 toneladas de almendras, el 70 por ciento de las cuales tiene como destino el mercado exterior.

La firma malagueña, que este año conmemora su cuadragésimo aniversario, agrupa actualmente a más de 4.500 socios de toda Andalucía y desde hace unos meses a esta parte también de otras comunidad autónomas como Extremedura y Castilla-La Mancha.

El buen momento por el que atraviesa el cultivo del almendro se debe a que en la comunidad andaluza, según Hidalgo, cada vez son más los agricultores del cereal que están cambiando a la almendra atraídos por los precios de este fruto seco. Esto está sucediendo en localidades de Málaga como Archidona, Humilladero o Mollina, entre otros, y en otras provincias. Algo similar está sucediendo también con los productores de cítricos, naranja sobre todo, de la zona del Guadalquivir.