La Asociación de Fabricantes de Piensos Compuestos de Castilla y León, ASFACYL, manifiesta su gran preocupación por la escalada de precios que han tenido las materias primas que se utilizan para elaborar los piensos compuestos que alimentan a los animales de las granjas.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado recientemente un informe en el que analiza los precios oficiales medios de las principales materias primas que se utilizar para elaborar los piensos compuestos, comparando los existentes en julio del año pasado y los de este año, reflejando unas importantes diferencias en las materias principales materias primas utilizadas: un 40 % para el maíz, un 17 % para el trigo, un 28 % para la cebada y un 26 % para la soja.

Desde ASFACYL ven con absoluta preocupación la incidencia de estas subidas en las ganaderías de vacuno de cebo, vacuno de leche, porcino, avícola, cunícola, acuícola y de animales de compañía. El precio de la materia prima supone entre un 40 % y un 70 % del coste de producción en función de cada ganadería, lo que repercute considerablemente esta subida.

El mercado de materias primas utilizadas en la alimentación animal es un mercado que depende directamente del mercado mundial, igual que pasa en la mayoría de las materias primas. La demanda mundial y los mercados de futuros especulativos, establecen los precios de referencia del trigo, maíz, cebada y soja que consumen nuestros animales. «Y los ganaderos, cuidadores especializados de los animales de las granjas y de su bienestar, no piensan en no consumir energía y quitar el aire acondicionado en verano y la calefacción en invierno en las granjas de los animales de producción, no piensan en quitar el turno de noche, no piensan en bajar la producción por falta de microchips, no piensan en cerrar la granja, no piensan en ERTE de sus trabajadores,  ……; los animales de nuestras granjas tienen que comer diariamente la cantidad necesaria que cubra sus necesidades básicas alimenticias, independientemente de como este su precio», aseguran desde la asociación.

Por eso, los fabricantes de piensos compuestos quieren «manifestar/denunciar/informar sobre esta situación. Se especula con las cosas del comer, y creemos que no se debe permitir. Solicitamos a nuestros gobernantes: locales, regionales, estatales, europeos y mundiales; que se acuerden de quien ha mantenido cubiertas las necesidades básicas de la mayoría de la población mundial durante la pandemia recientemente sufrida, por desgracia todavía hay personas en el mundo que no pueden satisfacer sus necesidades alimentarias básicas, y que establezcan las medidas necesarias para que la alimentación deje de subastarse».