Los embalses de la Cuenca Hidrográfica del Ebro están al 63,5 por ciento de su capacidad, con 4.756 hectómetros cúbicos de los 7.490 que pueden albergar en su totalidad, después de disminuir un 3,5 por ciento su volumen hídrico en la última semana.

Según los datos proporcionados este martes 16 por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 4.945 hectómetros cúbicos y el 65,9 por ciento del total, mientras que el promedio de los años 2011 a 2015 resulta ser de 4.900 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el agua embalsada no supera el promedio de los años 2011 a 2015 y está por debajo de la cifra del año pasado, mientras que el mínimo del último lustro en esta semana corresponde a 2012, con 3.787 hectómetros cúbicos.

En la margen derecha, el nivel de la cuenca es del 44,5%, en la izquierda están al 58,6% y en el eje, al 78,8%

En el eje del Ebro, los embalses están al 78,3 por ciento de su capacidad, con 1.803 hectómetros cúbicos de los 2.304 de aforo total, tras perder un 2,8 por ciento la última semana.

En la margen derecha, el nivel de la cuenca es del 44,5 por ciento, con 277 hectómetros cúbicos de los 622 que puede albergar en su totalidad, tras bajar un 2,9 por ciento esta semana.

Los pantanos de la margen izquierda se encuentran al 58,6 por ciento de su capacidad, con 2.676 hectómetros cúbicos de los 4.564 de su capacidad total, tras disminuir su volumen en la última semana un 3,9 por ciento.