Los diputados nacionales por el PP de Cádiz, Pedro Gallardo y Macarena Lorente, han lamentado este miércoles los cuantiosos daños en diferentes tipologías de explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia de Cádiz muchos de ellos en Rota y la comarca de la costa noroeste donde la intensidad del viento de la borrasca Bernard fue especialmente virulenta. Asimismo han pedido al Ministerio de Agricultura que adapten sus líneas de seguros a la realidad de la provincia y de otras también afectadas.

Gallardo, que ha visitado varias explotaciones afectadas para trasladar el apoyo a los afectados, ha apuntado que los daños se han producido tanto en cultivos como en infraestructuras que aún se están cuantificando y valorando y confía que desde las distintas administraciones se habiliten líneas que ayuden a hacer frente a una situación especial.

El diputado popular ha puesto la atención en los cultivos de la flor cortada “a escasos días de que este sector viva una de sus fechas clave en el calendario, con el Día de todos los Santos y el de Difuntos y con la problemática de que los destrozos son tan numerosos que las dos o tres empresas especializadas en este tipo de reparaciones no van a dar abastos”. Ha insistido en hacer cambios profundos en las coberturas de los seguros agrarios ya que la provincia cuenta con 57,4 has de flor cortada y solo se aseguran 0,38 has, esto es el 0,66% de la superficie.

Añade que igualmente, la incidencia del temporal en otros cultivos permanentes especialmente la aceituna donde mermas de un 20 y 30% en un año ya corto de producción por la sequía donde se aforaba la mitad de la media; hay que recordar que este cultivo es un cultivo esencial en la zona de la serranía de Cádiz, un cultivo que genera mucha mano de obra local pero que de las 27.650,49has de olivar en la provincia de Cádiz apenas se aseguran 319,09has, esto es el 1,15% de la superficie. Los rendimientos cubiertos están totalmente desajustados y anticuados con la realidad de la provincia, muy por debajo, de la realidad del campo y hace que este seguro no sea nada realista.

EL SEGURO DE LA VIÑA CUBRE EL PEDRISCO, QUE HACE AÑOS QUE NO SE VE EN ESTA PROVINCIA, PERO NO EL DE VIENTO DE LEVANTE

Circunstancias parecidas ocurre con el aguacate especialmente de la Janda y zona de Jerez, donde muchos frutos han caído al suelo. Han denunciado que en Cádiz el seguro de aguacate no contemple el riesgo de heladas sin embargo en zonas limítrofes de la provincia de Málaga si se contempla este daño indemnizable.

Igualmente Gallardo, que fue presidente de Asaja Cádiz, se ha referido al seguro en viña donde tan sólo hay contratadas 75,87has de las 8.393,04has de la provincia de Cádiz, apenas el 0,9% «y es que es un seguro inadecuado, inadaptado a la provincia de Cádiz donde por ejemplo entre sus coberturas se encuentra el pedrisco, pedrisco que llevamos décadas sin conocer en Cádiz en la época de producción y sin embargo no contempla coberturas frente al viento del levante que es el factor realmente limitante en los rendimientos de la producción vitivinícola de Cádiz».

El diputado popular ha señalado que ante esta dramática situación, los agricultores y ganaderos están encontrando un problema añadido debido a que las líneas de seguros no contemplan la realidad de la problemática de la provincia lo que provoca que en muchas ocasiones no estén contratado ya que resulta más caro la prima que la posible indemnización.

“Son políticas ineficaces e inadaptadas a la provincia de Cádiz que requieren de una actuación inmediata por parte del Gobierno Central” y ha adelantado que ha presentado una iniciativa al Congreso de los Diputados en la que plantea al Ministerio de Agricultura “un cambio en la política de seguros agrarios para que sea acorde a la realidad que se vive en el campo gaditano”

Gallardo ha defendido que desde la Junta de Andalucía se está haciendo un esfuerzo para fomentar la contratación de seguros agrarios y se ha incrementado el presupuesto para abaratar bonificando las primas y ya en 2018 se destinó 6 millones de euros por parte de la Consejería, en 2023 12 millones y en 2024 se destinara 16 millones. Pero a pesar de todo ello y del abaratamiento de la prima muchos agricultores no suscriben los seguros por no tener las coberturas necesarias.

“Hace falta una verdadera política de seguros agrarios y que tanto Agroseguro como ENESA (Entidad estatal de Seguros Agrarios) adapten sus líneas de seguros a la realidad de esta provincia ya que sus condiciones técnicas están muy, muy lejos, de lo que ocurre en Cádiz. El Gobierno central no puede ofender a los agricultores y ganaderos comunicándoles simplemente que hay líneas de seguros”