La Asociación de Criadores de Ganado Bovino de la Raza Serrana Negra ha organizado sus primeras jornadas gastronómicas. La cita será los sábado 21 y 28 de octubre y el 4 de noviembre en el Hotel La Barrosa en Abejar, Soria. El objetivo de esta propuesta gastronómica es poner el acento sobre esta raza, en peligro de extinción ya que solo quedan 360 ejemplares, y reclamar un sello de calidad para la misma.

Esta iniciativa está amparada por la Diputación Provincial de Soria. La institución está apoyando decididamente la recuperación de una raza típica de la zona comprendida entre Burgos y Soria, principalmente esta última ya que es aquí donde se congrega la mayor parte del ganado. Dos de las explotaciones están en las provincias de Burgos, concretamente en Quintanar de la Sierra.

Se trata de una raza que cuenta en la actualidad con apenas 360 ejemplares de la Raza Serrana Negra por lo que la lucha por conservar y cuidar una especie tan específica y característica lleva a promocionar un género de carne que no tiene nada que envidiar en calidad a otras que existen en el mercado.

Además se pretende tener en un periodo a corto/medio plazo un sello de calidad, el cual sea el germen para tener una marca de garantía que acredite la raza serrana.

El presidente de la Asociación (AVASEN), José Mª Manchado, destacó la preocupante situación sobre la raza serrana negra, por ello, la idea de estas jornadas es “dar a conocer una especia nuestra, que servía antaño para trabajos como carretería, arrastre…labores de campo y que en cuanto a gastronomía es sabrosa y agradecida al paladar”. Actualmente se considera una especia “en peligro de extinción”.

Raúl Lozano, presidente de la comisión de Agricultura de la Diputación

Provincial de Soria, destacó el apoyo institucional a la raza serrana “las ayudas han funcionado, tenemos unos ejemplares jóvenes y queremos que se abastezcan los ganaderos, el objetivo es aumentar la cabaña en unos años, más de 500 animales sería lo ideal”.

De esta forma se pone en valor “la carne de serrana” por ello el motivo de estas jornadas “en Ávila hay una demanda de su especie, la avileña y, si bien no pretendemos llegar a sus números, si generar una demanda, mantener con las ayudas a ganaderos y ahora abrir una nueva línea sobre todo con hosteleros”.

La tradicional carretera de la zona de pinares, donde se ubica Hotel La Barrosa, proporciona que estas I jornadas se realizan en el municipio soriano, pretendiendo ser el germen de más actividades a lo largo de la provincia como destacó Lozano.

El gerente del Hotel Restaurante La Barrosa de Abejar, Miguel Ángel Teresa, es quien presentó el aspecto gastronómico de las jornadas “llevamos tiempo pensando en estas jornadas, en sacarlas adelante, este año decidimos sacarlas porque es una seña de identidad nuestra. El menú es variado, aperitivo de tres entrantes y luego chuletón, entrecot, solomillo de ternera, con hornillos en la mesa para que la gente se haga la carne a su gusto, creemos que dejará huella” dijo Miguel Ángel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here