Cuando el campo inicia las labores de la nueva campaña de siembras, Asaja de Castilla y León alerta de subidas muy importantes en los medios de producción necesarios para el sector, especialmente los fertilizantes. Justo cuando aumenta la demanda por parte de los agricultores, los abonos marcan precios de hasta 50 por ciento más altos de lo habitual.

Tras la situación excepcional vivida en el año 2022, en el que la guerra en Ucrania bloqueó el mercado mundial de abonos, con un encarecimiento sin precedentes que se trasladó también al precio del grano, las cotizaciones del cereal han retrocedido a las marcas medias, pero no así las del fertilizante. Sin un motivo real para esta repentina subida, ASAJA apunta una vez más a “intereses especulativos, que saben que ponen a los agricultores entre la espada y la pared, sobre todo porque venimos de un año como el 2022 en el que hubo que limitar mucho la fertilización por los precios prohibitivos, y hoy la tierra necesita abono para garantizar unas siembras correctas”, apunta Donaciano Dujo, presidente de la organización agraria.

Castilla y León es, junto a Andalucía, la comunidad autónoma que encabeza el consumo de fertilizantes, con alrededor de la cuarta parte del total nacional. Del complejo N-P-K (el utilizado en las siembras) necesita anualmente alrededor de 631.000 toneladas (dato 2020), buena parte en otoño, pero también en las siembras de cultivos de primavera.

“EL SECTOR EN ESTOS MOMENTOS NO PUEDE MÁS QUE LIMITAR SU CAPACIDAD PRODUCTIVA, PORQUE LOS COSTES SON MUY ALTOS Y NO HAY NINGUNA GARANTÍA DE PODER COMPENSARLOS”

El elevado precio del abono, con un 50 por ciento más altos de lo habitual ahora mismo, a los que hay que sumar los registrados en prácticamente todo lo que es necesario para llevar adelante la explotación agrícola (gasóleo, maquinaria, rentas, etc.), junto a la subida que Agroseguro aplicará en las pólizas, obliga a los agricultores a ser extremadamente prudentes en sus planes de siembra, dado que además vienen de una campaña pésima, marcada por la sequía.

Para ASAJA, “el sector en estos momentos no puede más que limitar su capacidad productiva, porque los costes son muy altos y no hay ninguna garantía de poder compensarlos. Eso tiene consecuencias para el campo, pero también para la sociedad, porque se está minando la capacidad de producir alimentos”.

Estas limitaciones productivas no solo obedecen a los costes de producción, también se están propiciando con programas como los eco-regímenes  , “que muchas veces están yendo en contra de la lógica agronómica”, apunta el presidente de ASAJA.

Por el momento, en Castilla y León las consecuencias de esta presión sobre el productor se observan no tanto en las hectáreas cultivadas -que en las últimas campañas descienden lentamente- como en un cambio en la orientación hacia producciones no idóneas para nuestras tierras o que realmente no tienen demanda.

PRECIO ABONADO CEREAL
Composición (N-P-K) Año 2021 Año 2023 Variación 2021/2023
€/Tn €/Tn €/Tn %
8-24-16 435 550 115 26,44
8-15-15 295 450 155 52,54
18-46-0 420 640 220 52,38
Promedio 383 547 163 42,61
         
Potasa 60 340 520 180 52,94
NAC-27 250 370 120 48,00
Promedio TOTAL 348 506 158 46,46
PRECIO SEMILLA CEREAL
Cultivo Año 2021 Año 2023 Variación 2021/2023
€/Tn €/Tn €/Tn %
Trigo 226 237 11 4,87
Cebada 214 217 3 1,40
Promedio 220 227 7 3,18
ESTIMACIÓN COSTE ABONADO CEREAL CASTILLA Y LÉON*
Composición (N-P-K) Año 2021 Año 2023 Variación 2021/2023
M€ M€ M€ %
8-24-16 228 289 61 26,75
8-15-15 155 236 81 52,26
18-46-0 220 336 71 52,73
Promedio 188 286 76 52,53
*Se han tomado como referencia 1.750.000 ha sembradas y 300 kg/ha de abonado total

 Consumo anual abono para siembras (invierno y primavera) por provincias

En Miles de Tn Complejo N-P-K
Ávila 20,80
Burgos 98,96
León 68,53
Palencia 86,30
Salamanca 122,70
Segovia 38,02
Soria 50,40
Valladolid 94,80
Zamora 51,96
CASTILLA Y LEÓN 631,74

Fuente. Consejería Agricultura y Ganadería, 2020