Los gerentes de las empresas miembro de la Asociación de Concesionarios AGCO (Fendt, Massey Ferguson y Valtra) han mantenido una reunión de trabajo en la que, además de analizar el punto de situación del negocio, con los problemas de producción, precios o la demora en la llegada de suministros, mostraron su preocupación por los cambios contractuales que recientemente ha introducido el fabricante y que pueden impactar sobre su actividad.

En concreto, de la mano del abogado Alfredo Briganty, socio fundador de Qvadrigas Abogados, analizaron las implicaciones de los nuevos contratos de depósito, junto al nuevo proceso de facturación de los tractores dispuesto por AGCO Iberia y su financiera.

En esta línea, se abordaron también los posibles cambios en el contrato de concesión de los fabricantes con los concesionarios, un proceso que ya está en marcha en el caso de los turismos y que puede llegar a la maquinaria agrícola debido a los ajustes de demanda en el mercado o a los cambios de modelo en el negocio por necesidades económicas y por los avances tecnológicos que exigen las recientes políticas medioambientales.

“Es esencial analizar bien la tesitura en la que se encuentran los concesionarios AGCO para no incurrir en errores que puedan poner en riesgo su supervivencia como concesionarios».

En este sentido, citan como un ejemplo, que «debemos estar preparados y tener en cuenta las implicaciones que podría tener un cambio de un modelo de contrato de concesión a uno de agencia en nuestro sector”, según ha señalado el letrado Alfredo Briganty.

En este sentido, la junta directiva de AGCO ha decidido elaborar un plan de trabajo con las líneas de actuación de la propia Asociación para defender y mejorar el negocio de sus asociados que será debatido en la Asamblea que tendrá lugar después del verano.