Francisco Seva Rivadulla / Periodista Agroalimentario

Francisco SevaLos Cítricos de la Comunidad Valenciana se han convertido, sin lugar a dudas, en un referente en internacionalización agroalimentaria y constituyen el mejor botón de muestra de un colectivo que ha sabido hacer una extraordinaria imagen de marca. Esto ha sido posible gracias al intenso y constante trabajo realizado por la Indicación Geográfica Protegida “Cítricos Valencianos”, que cuenta con un equipo humano excelente y que capitaneado por su Director Gerente, José Enrique Sanz, está situando a los cítricos valencianos en un nivel de excelencia muy alto, que es valorado por las principales cadenas de distribución nacionales y también internacionales.

Este éxito del sector citrícola valenciano reside fundamentalmente en su unión por impulsar la imagen “Cítricos Valencianos”, y gracias a un trabajo de más de una década, en la que tanto los productores como los comercializadores han caminado de la mano, aplicando una visión internacional que ha conducido a que esta marca goce de muchísima credibilidad y confianza por parte de los principales compradores de productos hortofrutícolas en frescos de la esfera nacional e internacional.

Está claro que con marcas de este tipo el sector consolida su fuerza y su fortaleza, y es evidente que los citricultores valencianos han aportado por ella desde sus inicios, con un trabajo muy eficaz tanto en ferias como en certámenes, que ha hecho que esta marca sea en la actualidad de las más importantes del sector agroalimentario europeo.

Por todo ello, es de esperar que otros colectivos sigan su trayectoria, y aprendan del buen hacer de la citricultura valenciana, un ejemplo de esfuerzo, coraje, valentía, profesionalidad y competitividad, con un producto único y exquisito como es el cítrico, que es uno de los tesoros que caracteriza a la fantástica Dieta Mediterránea, que es tan admirada en todo el mundo.