La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha denunciado la desprotección del ganadero frente a los ataques de los buitres, un problema que comienza a convertirse no solo en un drama para los ganaderos de la provincia, sino para todo el sector y la población rural, porque cada vez los ataques se producen por un hábito de estos animales carroñeros de anlimentarse de seres vivos.

Ya son varias explotaciones las que han sufrido el ataque de esta especie en Salamanca. Durante los últimos meses los buitres han provocado daños por toda la provincia. El ganadero se siente desprotegido tanto por la administración, que no cubre las muertes causadas por esta especie, como por la convivencia con la misma y su actual población.

LA INDEFENSIÓN DEL SECTOR GANADERO FRENTE A LOS CONTINUOS ATAQUES DE BUITRES NECESITA DE UNA SOLUCIÓN RÁPIDA Y EFECTIVA

Buena cuenta de esto da la consecución de daños sufridos en una misma ganadería en Alaraz, donde en los últimos 20 días se sucedieron dos ataques, con el resultando de una oveja muerta en cada uno de ellos, pero no es el único caso en esta comarca.

“Tenemos los buitres muy cerca de la explotación, esperando la oportunidad para acechar sobre nuestro ganado y no podemos estar día y noche vigilando”, nos comenta el ganadero afectado., además de la pérdida del ejemplar su rentabilidad.

Por este motivo, desde la organización agraria se lanza un llamiento urgente a las administraciones ante esta desprotección del ganadero, ya que la indefensión del sector frente a los continuos ataques de buitres necesita de una solución rápida y efectiva por parte de la Administración competente. En este sentido, UCCL demanda que la Junta de Castilla y León habilite un sistema de ayuda que subvencione los ataques de buitres, es hora que este problema se tome de una vez en consideración.