Caen las exportaciones españolas de vino a granel en el primer semestre de 2016, con pérdidas del -8,8 % en volumen, con 661,1 millones de litros, según los datos oficiales que analiza el Observatorio español del Mercado del Vino (OEMV). Sin embargo, la presion de los viticultores franceses contra el vino español, con ataques a las bodegas galas que lo compran, no están teniendo ningún efecto, ya que, con respeto a Francia, se mantienen las exportaciones y sigue siendo nuestro mejor cliente.

Según detalla en su página web, la caída en valor durante el mismo período fue de -4,7 %, con 250,2 millones de euros, si bien el precio medio sube hasta los 38 céntimos por litro.

VITICULTORES FRANCESES 2Esta mala marcha se explica, según especifica el Observatorio, por las caídas registradas por los vinos sin ninguna indicación que suponen el 78,4 % del volumen total exportado de vinos a granel y el 46,1 % de las exportaciones españolas de vino en litros, y son los únicos que caen tanto en volumen como en valor.

Por mercados, Francia se mantiene como principal destino para esta categoría de vinos entre enero y junio de este año, pese a los actos violentos de los viticultores franceses. Destaca el aumento de las ventas a Rusia, a donde se han exportado 12,7 millones de litros más que en el primer semestre de 2015.

suben los vinos con DOP y espumosos y cavas, mientras se mantien estable los vinos tranquilos

En el lado negativo, «caen de forma destacada» las ventas a Italia, Portugal, Angola y Alemania, puntualiza el OEMV.

En cuanto a las exportaciones españolas de vino tranquilo envasado, alcanzaron los 780,4 millones de euros en valor (+4 %) mientras que se mantienen estables en volumen (-0,1%), con aumento del precio medio del 4,1% hasta los 2,07 euros por litro.

En este apartado, son los vinos con DOP los que lideran el crecimiento, al aumentar el 5,2 % en valor y un +3,5 % en volumen.

«Buena marcha también para los vinos con variedad envasados y para los espumosos y cavas en valor (+3,3 %), así como para los vinos de licor y de aguja», remarca el Observatorio, tras apuntar el «buen ritmo» de las exportaciones de vinos tranquilos envasados hacia Estados Unidos, China, Francia, Suiza y Suecia, mientras que caen en Reino Unido y Japón.