Agricultores y ganaderos de la comarca de ‘Los Montes’ han cortado este lunes 24 la carretera N-430, una de las principales carreteras de la provincia de Ciudad Real, para exigir «precios justos» para el campo y pedirle al Gobierno que antes de sentarse con el presidente Torra lo hagan «con los de la gorra». Se trata de una movilización al margen de las oficiales y convocada por las redes sociales.

Así lo se lo han recordado al presidente y vicepresidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, con una pancarta que colgaban del más de un centenar de tractores con los que han colapsado esta carretera, principal vía de comunicación que une Extremadura con Levante y que atraviesa gran parte de Castilla-La Mancha.

En la pancarta se podía leer el mensaje ‘Sánchez-Iglesias, no os sentéis con Torra, sentaros con los de la gorra’ con el que cerca de 300 agricultores y ganaderos han protestado por los bajos precios que reciben por los productos que cultivan y producen.

Llegados desde Agudo, Puebla de Don Rodrigo, Luciana, Abenójar y Arroba de los Montes, entre otros municipios, los agricultores han cortado la carretera N-430 entre Puebla de Don Rodrigo y el Puente de Retama, entre las 11:00 y las 13:00 horas, para llamar la atención del Gobierno sobre la «grave» situación que vive la agricultura y la ganadería del país.

La manifestación, que responde a una iniciativa propia surgida a través de las redes sociales, ha querido poner de manifiesto que esta situación preocupa y mucho a quienes «sufren este problema», ha comentado a Efe Carmelo Pizarro, agricultor y ganadero de Agudo.

Pizarro ha comentado que el sector agroganadero sale a la calle «arrastrado por unos precios ruinosos que no pueden aguantar más».

‘El mundo rural se muere’ recogía otras de las pancartas de la manifestación, algo que Pizarro justificaba en el hecho de que la agricultura ha dejado de «ser rentable» viendo que los precios de los productos se mantienen como en 1980.

«Nuestros productos no tienen precio, la cebada sigue pagándose a 27 pesetas, lo mismo que se pagaba en 1980, y un ternero, que mi padre y abuelo vendía a 75.000 pesetas, hoy no lo están pagando a 440 euros, algo más de 73.200 de las antiguas pesetas», ha comentado Pizarro.

«Somos grandes trabajadores, producimos buenos productos, pero nuestros productos siguen sin tener precio, está claro que algo está fallando», ha dicho.

(Fotos: twiter OndaCero Ciudad Real)