Segunda jornada de protesta de los representantes de APAG Extremadura Asaja, que han regalado productos agroalimentarios, como fruta y botellas de aceite, a los viandantes que paseaban por las puertas del ministerio de Agricultura para protestar por los bajos precios.

En concreto, se han repartido 300 kilos de fruta y cerca de 800 botellas de aceite de oliva para visualizar la miseria que se está pagando a los agricultores por sus producciones, en contraposición con lo que paga el consumidor. En el caso de la ciruela, que ahora está en plena campaña, el kilo se está pagando entre 0,20 y 0,30 euros, mientras que en el supermercado ese mismo kilo cuesta entre 2 y 3 euros, según la variedad.

Según Juan Metidieri, este reparto de fruta y botellas de aceite solo es un botón de muestra con lo que está pasando con todas las producciones, puesto que los bajos precios es un mal endémico que hace inviable el futuro del mundo rural, mientras que el consumidor paga a precio de oro.

En este sentido, el presidente de APAG Extremadura Asaja ha vuelto a insistir en la necesidad de una Ley de la Cadena Alimentaria que fije unos precios que vayan «de abajo a arriba y no al contrario», como está ocurriendo ahora, en el que el eslabón más débil es el agricultor y también el consumidor.

SIN NOTICIAS DEL MINISTRO

Este es uno de los problemas por lo que los representantes de APAG Extremadura Asaja están acampados en las puertas del ministerio de Agricultura, cumpliendo hoy la segunda jornada de concentración. A esta hora, ha señalado Metidieri, seguimos «sin noticias del ministro», por lo que mantendremos nuestra reivindicación en Madrid y luchando por el campo extremeño hasta que seamos escuchados.

Cabe destacar que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha acompañado este miércoles al Rey Felipe VI en el acto de inauguración de Expoliva, la feria internacional del aceite de oliva e industrias afines que se celebra en Jaén hasta el día 25 de septiembre.