El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha aprobado oficialmente la orden que permite al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a conceder ayudas para avalar préstamos en las explotaciones agrarias o ganaderas más afectadas por sequía, por un valor de 110 millones de euros.

El objetivo es facilitar el acceso a créditos de los productores en los sectores más perjudicados por la severidad de la actual sequía, aunque para acceder a todas las ventajas se requiere que tengan firmado un seguro agrario.

Agricultura subvencionará el coste de avales para créditos de hasta 60.000 euros por titular de explotación -o por componente de entidad asociativa-, y cuyo plazo de amortización sea un máximo de cinco años, pudiendo incluir dos años de carencia.

Beneficiarán a los agricultores o ganaderos que suscriban préstamos con entidades financieras avalados por Saeca

Podrán acogerse a estas ayudas los productores de cereales, leguminosas, oleaginosas, lúpulo, patata, uva, así como los de la ganadería extensiva o la apicultura.

Beneficiarán a los agricultores o ganaderos que suscriban préstamos con entidades financieras, avalados por la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (Saeca)

Los 110 millones corresponden al montante del capital avalado, según la orden, que detalla que dentro de esta línea de ayudas la cuantía máxima será de 5.638.191 euros, que se financiarán dentro de los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

El Ministerio ha abierto una convocatoria de este tipo, por segunda vez en un año, ante la evolución de la sequía.

La titular de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anunció esta ayuda en su última comparecencia ante el Congreso de los Diputados, para exponer la situación actual en el campo por la sequía.

El pasado mes de mayo, Agricultura aprobó una orden similar para financiar avales por valor de 90 millones de euros (40.000 euros por beneficiario), también para paliar la situación climática por la falta de lluvias.