La presentación por parte de Isabel Díaz Ayuso de la campaña navideña de los alimentos de Madrid ha tenido un sabor amargo para los agricultores y ganaderos. UPA denuncia que la marca M de Madrid reconoce alimentos transformados que no tienen por qué ser de “origen Madrid”.

Por ello, UPA Madrid ha protestado este martes 26 por la configuración de la marca M que en teoría debe servir para poner en valor la agricultura y la ganadería de Madrid. Y lo ha hecho en la presentación de la campaña navideña de promoción de los alimentos de la región.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que la campaña está orientada a fomentar la agricultura y la ganadería de Madrid y su mundo rural. “Nada más lejos de la realidad”, han criticado desde UPA Madrid.

Toda la política de promoción agroalimentaria de Madrid está centrada en la marca M de Madrid, un sello de calidad que no certifica a productos con origen Madrid, sino a productos con cualquier origen que simplemente hayan sido transformados en alguna empresa con capital madrileño.

“Este sello no ayuda al medio rural de Madrid, sino a un sector empresarial que ni siquiera tiene por qué tener su sede en un pueblo”, han señalado desde esta organización agraria. Los agricultores y ganaderos piden un cambio en las condiciones de concesión de este sello para que “sirva realmente para lo que tiene que servir, impida la competencia desleal de productos de fuera de la región y no engañe a los consumidores”.

El I Salón Navideño de los Alimentos de Madrid, impulsado por el Gobierno regional, ha sido el escenario elegido para presentar esta marca M de Madrid, que agrupa cerca de 500 empresas y más de 4.000 productos autorizados, y con la que se pretende fomentar encuentros profesionales entre las empresas agroalimentarias de la región y posibles compradores (jefes de compra de cadenas de hipermercados, comercio minorista, establecimientos especializados hostelería y restauración) para potenciar el consumo de los alimentos de proximidad, además de fomentar la economía madrileña y el desarrollo rural.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here