Lorra, cooperativa de productores agrícolas y ganaderos de Bizkaia, impulsa la mejora medioambiental en el primer sector participando en proyectos a nivel vasco y europeo que tienen como finalidad la sostenibilidad de la actividad agrícola y ganadera.

Uno de ellos es Life Beef Carbon, proyecto de I+D+i europeo que va a permitir reducir la emisión de gases de efecto invernadero ligadas a la producción de carne de vacuno. Este plan de acción busca reducir su huella de carbono un 15% en los próximos 10 años en Francia, Italia, Irlanda y España, principales países europeos productores de vacuno de carne. Tiene el objetivo de ahorrar a nivel global 120.000 Tm de CO2.

Life Beef Carbon está coordinado en España por Asoprovac, la Asociación nacional productora de vacuno de carne. En él participan 2000 granjas europeas de las que 120 son españolas. Entre ellas se encuentra una explotación vizcaína asociada a Lorra.

El proyecto consiste en realizar un primer diagnóstico ambiental, recogiendo datos sobre la actividad –instalaciones, número de animales, superficie utilizada para su alimentación, etc.- A través de los datos obtenidos el productor puede evaluar sus indicadores medioambientales, como la emisión de gases de efecto invernadero, la calidad de aire o del agua. Se muestran también las contribuciones positivas al medio ambiente, como el mantenimiento de la biodiversidad gracias a los pastos, o la fijación de carbono, que compensan -como media general- un 30% de las emisiones.

En una segunda fase se elegirán 170 explotaciones innovadoras para mejorar las actuales prácticas, evaluar nuevas técnicas y medir sus resultados, que posteriormente podrán compartir con el resto de productores. Entre ellas se encuentran la utilización en mayor medida de lo producido en la propia granja, el ajuste de los aportes alimenticios, mantener la superficie de los pastos permanentes, la buena gestión de los estiércoles, evitar la compra de fertilizantes, la implantación de cultivos intermedios etc. Muchas de estas técnicas ya están incorporadas en el sector, pero el proyecto va a permitir mejorar en conjunto el impacto ambiental, así como a nivel económico y social.

El proyecto tiene la intención de promover sistemas innovadores de producción animal y prácticas asociadas a asegurar la sostenibilidad económica, medioambiental y social de las granjas de vacuno. El objetivo es establecer una conciencia europea de carbono y fomentar el intercambio entre profesionales y asesores en esta red de productores. A su vez se pretende desarrollar un Plan Nacional de Acción del Carbono en bovino y una estrategia de colaboración relevante para otros países europeos.

El proyecto Life Beef Carbon fue seleccionado como una de las seis acciones agrícolas estratégicas de la Agenda de Acción Lima-París de La Conferencia de Cambio Climático de París COP 21.

Eficiencia energética y aprovechamiento de energías renovables

Otro de los proyectos destacados en este ámbito persigue la eficiencia energética y el impulso hacia el uso de las energías renovables en el sector agropecuario vasco. Se trata de un proyecto gestionado por el Ente Vasco de Energía –EVE- en colaboración con Lorra, que participa a través de Lursail, entidad que agrupa a la Fundación HAZI y a los cinco centros de gestión del primer sector de la CAV.

El proyecto pretende conocer la situación de este sector desde el punto de vista energético para poder tomar las medidas necesarias y contribuir a la mejora medioambiental y la competitividad de las explotaciones vascas. A través del análisis energético de 20 explotaciones, 9 de ellas vizcaínas y pertenecientes a Lorra, se determinarán los puntos de mejora y se analizarán medidas de ahorro energético para la mejora del proceso productivo, así como la posibilidad de integración de energías renovables. El estudio energético realizado se complementará con análisis económicos que se refieran a inversiones o periodos de recuperación y con análisis medioambientales, como por ejemplo las emisiones evitadas a la atmósfera.

Las explotaciones participantes abarcan 5 subsectores, lo que permite tener una visión muy amplia. Derivado del análisis individual de cada establecimiento en cada subsector, se presentará una recopilación de actuaciones energéticas que se puedan generalizar a otras explotaciones de similares características. El horizonte a largo plazo es establecer modelos a seguir en el ámbito energético dentro del primer sector a nivel de Euskadi.

Para el movimiento asociativo integrado en Lorra, la reducción de la huella de carbono y la eficiencia energética son aspectos clave en la actividad del primer sector en Bizkaia. Su compromiso con la sostenibilidad se materializa en los distintos frentes en los que se está trabajando a nivel local, estatal e internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here