El rejuvenecimiento, la unidad y la competitividad del sector se encuentran entre los retos protagonistas marcados por la Consejería de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, que gestionará más de 1.361 millones de euros de presupuesto, con un crecimiento en «todas las grandes líneas».

La consejera de este área, Milagros Marcos, expuso en la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes autonómicas el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2017 en lo que concierne a su departamento.

El objetivo es incorporar 5.000 nuevos jóvenes a la agricultura y ganadería durante la vigencia del nuevo PDR

Marcos, al analizar las actuaciones que se incluirán en el nuevo modelo de intervención integral, la Plataforma de Productividad y Competitividad Agroalimentaria de Castilla y León, explicó que este modelo se está incorporando de forma gradual en diferentes sectores.

Precisó en este sentido que mantiene un objetivo común, que consiste en «un sector más joven, más unido y por tanto más fuerte y competitivo que mantenga relaciones de equilibrio con la industria agroalimentaria».

La consejera se refirió al rejuvenecimiento del sector no sólo como una prioridad de la Junta, sino también como una actuación que va a formar parte directa o indirectamente de todas las líneas de gobierno de la Consejería.

La finalidad en esta materia se centra en incorporar 5.000 nuevos jóvenes a la agricultura y ganadería durante la vigencia del nuevo Programa de Desarrollo Rural, con líneas de actuación que incluirán la financiación para las ayudas de la instalación de jóvenes agricultores, con 15,2 millones de euros, el trece por ciento más que el año anterior.

Abarcarán además que los jóvenes que se hayan instalado recientemente dispongan también este año de una poyo específico a través de un pago directo de la PAC para jóvenes, que puede suponer hasta un veinticinco por ciento del valor medio de los derechos de pago básico, hasta un máximo de noventa hectáreas.

Apuesta por la competitividad y la productividad y se posibilitarán préstamos para inversiones por 110 millones

Este pago se incrementará esta año con los nuevos derechos que «hemos conseguido en Castilla y León de la reserva nacional», agregó.

El modelo de actuación defendido por la consejera consta también de un aumento de la productividad y competitividad, que contará con 276,7 millones de euros, el quince por ciento más, y además con las garantías presupuestadas del Instrumento Financiero (22.107.144 euros) se posibilitarán préstamos para inversiones por 110 millones de euros, detalló.

Al analizar la competitividad, la responsable de la Consejería de Agricultura consideró que va muy unida al apoyo a las rentas y precisó que más del 35 por ciento de la renta Agraria de Castilla y León procede de apoyos públicos.

Desglosó al respecto un serie de actuaciones, entre las que figuran el sistema de ayudas al nuevo modelo de Política Agrícola Común, las ayudas al desarrollo rural para la agricultura sostenible y con limitaciones, los seguros agrarios y los préstamos ganaderos.

La investigación y la aplicación tecnológica como apoyo a la competitividad figura también entre las prioridades que reflejó la consejera, quien explicó que en 2017 el conjunto de actuaciones en este área estarán dotados con un presupuesto de 10,8 millones de euros, el 26,8 por ciento más que el año pasado.

«El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León será el instrumento puesto al servicio de las empresas para estas materias, en el marco del Mapa de Investigación agraria y agroalimentaria de Castilla y León», manifestó la responsable de la Consejería de Agricultura.

Subrayó que en la actualidad se encuentran en proceso 66 proyectos específicos en colaboración con empresas, en el nuevo modelo puesto en marcha, con el Mapa de investigación, «donde lo que importa es el proyecto, la demanda del sector, la investigación ‘a la carta'».

La consejera resumió que se trata de un presupuesto que «crece en todas las grandes líneas y supone, sin tener en cuenta la PAC, un crecimiento del 7,7 por ciento».

«La Consejería de Agricultura y Ganadería tendrá 437.605.932 euros para desarrollar políticas de apoyo al sector, 31,1 millones de euros más que en 2016», subrayó.