Un hombre de Valencia de Alcántara está siendo investigado por apropiarse de un tractor y una grada agrícola que pertenecían a otro vecino del municipio pacense. Al parecer, se trata de un tractor prestado pero el receptor lo fue dejando y se le ‘olvidó’ devolverlo.

Los agentes comenzaron la investigación después de que un vecino de la localidad informara de la supuesta apropiación indebida. Al parecer, había prestado al responsable de una empresa para la que había trabajado un tractor y una grada agrícola y ya llevaba más de un año intentando recuperarlos. Los agentes identificaron al supuesto responsable, localizaron el tractor en una nave de Valencia de Alcántara y la grada en otra finca de Membrío.

El hombre, de 33 años, está siendo investigado por un supuesto autor de un delito de apropiación indebida, ya que no ha convencido a nadie de que se trataba solo de un tractor prestado. Los hechos han sido puestos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, en funciones de guardia, de Valencia de Alcántara.

La operación fue llevada a cabo por agentes del Equipo ROCA (Robos en el Campo) y de la Patrulla Fiscal y de Fronteras (PIFIF), de Valencia de Alcántara, y se enmarca dentro del ‘Plan contra los robos en explotaciones agrícolas y ganaderas’ que la Comandancia de Cáceres mantiene activo de forma permanente.

SIETE DETENIDOS POR ROBAR 130 JAMONES DE UNA NAVE DE HUMANES

Por otra parte, y dentro del capitulo de sucesos en el ampo, agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad de Seguridad Ciudadana de Madrid han logrado la detención de siete personas por un robo con fuerza en el que consiguieron hacerse con 130 jamones que se encontraban en una nave del municipio madrileño de Humanes, ha informado este jueves la Comandancia en una nota de prensa.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado día 3 de marzo, cuando agentes en servicio que se encontraban realizando funciones de prevención de la delincuencia en un polígono industrial situado en Humanes, observaron en la puerta de una nave como varias personas descargaban bultos de una furgoneta hacia el interior de la nave.

Al percatarse de la presencia de los agentes estas personas emprendieron la huida siendo interceptadas en las inmediaciones y constatando los agentes que los bultos eran jamones. Tras las gestiones realizadas se pudo comprobar que los 130 jamones intervenidos habían sido sustraídos de un almacén de embutidos cercano y que su valor ascendía a más de 17.900 euros.