Los precios de los cereales han mantenido la tendencia al alza en los mercados mayoristas durante la última semana, especialmente en el caso del trigo duro, pero se han moderado sensiblemente los incrementos en las cotizaciones, ya que la subida media ha rondado el euro a excepción del citado trigo duro, que se ha revalorizado nueve euros muy lejos de los 29 euros que se había incrementado la semana anterior, según ha informado este lunes la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Según sus datos, el trigo duro cotizó a 344 euros por tonelada en la semana 20 (del 26 de julio al 1 de agosto), lo que supone una subida del 2,56 % una subida de los beneficios que se han moderado sensiblemente ya que representa casi tres veces menos de lo subido en comparación con la semana anterior.

El precio de la cebada de malta se mantuvo estable, en 212 euros por tonelada; el del trigo blando subió el 0,4 % (227,85 euros por tonelada); el de la cebada se incrementó el 0,6 % (210,45 euros por tonelada); el del maíz aumentó el 0,07 % (266,07 euros por tonelada) y el de la avena repuntó un 0,2 % (195,75 euros por tonelada).

La evolución de los precios mayoristas desde que comenzó 2021 sigue siendo positiva de forma generalizada para todas las variedades de cereales. En concreto para el maíz (+26,73 %), el trigo duro (+24,04 %), la cebada (+13,72 %), la cebada de malta (+8,16%), el trigo blando (+7,19 %) y la avena (+4,54 %).

En el mercado de proteínas y coproductos, sin embargo hay que destacar que, desde enero de 2021, los precios han disminuido el 14,35 % en el caso de la soja, que se vende a 400 o 390 euros/tonelada dependiendo del mercado.

Las pipas de girasol cotizan al mismo nivel que en enero de 2021, a 475 euros/tonelada.

Desde enero, la cotización de la pulpa ha subido el 20 %, hasta los 258 euros/tonelada, y la de la colza ha descendido el 3,33 %, hasta los 290 euros/tonelada.