Desde Grupo Leche Río, han salido al paso para desmentir la información remitida por la Asociación Agromuralla anunciando sanciones por parte de la AICA a varias industrias lácteas por «por irregularidades en sus contratos», aclrando que la empresa no ha sido sancionada porque los contratos no incluyan la información mínima que es obligatoria de acuerdo con la Ley de cadena alimentaria (Ley 12/2013, de 2 de agosto, de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria), sino por no haber facilitado la documentación requerida por el AICA en el tiempo requerido para ello, «por un mero error administrativo».

En cualquier caso, el Grupo Leche Río destaca en una nota de prensa que la sanción, impuesta por «incumplir la obligación de suministrar la información que se le sea requerida por la autoridad competente en el ejercicio de sus funciones”, ha sido recurrida por entender que se trata de un error administrativo, sin culpa ni dolo, por lo que no debe acarrear una sanción.

En este sentido, también ha querido aclarar que el recurso se tramita ante el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo estando pendiente la celebración de la vista en el próximo mes de mayo.