Las empresas adheridas a la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) comercializaron 201,11 millones de litros de aceite de girasol entre enero y agosto de 2017, con un incremento del 27,07% respecto al mismo período del ejercicio anterior.

Mientras tanto, las salidas de todos los aceites de oliva -sumando refinados y vírgenes en sus diferentes categorías- descendieron el 15,1%, con 196,18 millones de litros en el mismo período, confirmando los datos que se vienen detectando desde hace tiempo, especialmente por el incremento de los precios.

El aceite de orujo de oliva aporta al balance casi 12,37 millones de litros, tras un ligero descenso del 2,40 % respecto al mismo período del año anterior. En total, los envasadores pusieron en el mercado 440,85 millones de litros de todos los aceites vegetales comestibles, lo que representa un descenso del -4,26 %.

Los aceites de semillas acumularon unas ventas de 232,29 millones de litros, tras el crecimiento del 7,27 %, en un ránking que lidera el girasol a gran distancia del resto.

Según ha añadido Anierac, las ventas de aceite de oliva en el acumulado de campaña -período comprendido entre octubre de 2016 y agosto de 2017- sumaron 278,94 millones de litros (-12,85%) mientras que las de aceite de orujo repuntaron el 0,77% hasta 17,18 millones de litros.

Por lo que respecta al mes de agosto en solitario, se colocaron en el mercado algo más de 60 millones de litros y, de éstos, 26,6 millones fueron del conjunto de los aceites de oliva, casi 1,6 millones de litros de orujo de oliva y 32 millones de litros de otros aceites vegetales refinados.

De los 26,6 millones de litros de aceites de oliva distribuidos en el citado mes, 9,36 millones de litros fueron de virgen extra; del suave un volumen muy similar, 9,28 millones de litros; del intenso salieron 4,56 millones de litros y, finalmente, de la categoría virgen, 3,42 millones de litros.

De los aceites vegetales de semillas refinados en agosto salieron 32 millones de litros y, de éstos, 27,66 millones de litros fueron de refinado de girasol, 4,12 millones de mezcla de semillas y, en cantidades más pequeñas, las habituales, de soja, maíz, cacahuete, pepita de uva y colza.