Las precipitaciones caídas este jueves 11 de agosto en la provincia de Albacete en forma de tormenta de agua y granizo ha provocado destrozos en fincas agrícolas de municipios como Ossa de Montiel o El Bonillo, a la vez que dañan las cosechas de varios cultivos.

Han resultado afectadas casi 100 hectáreas de brócoli, pimientos y sandía, y otras 100 de viñedo, y se ha dañado un 40 por ciento de los cultivos, según ha indicado la asociación agraria Asaja.

El registro de lluvia del miércoles fue «muy desigual» en la provincia, ya que en muchos municipios las precipitaciones fueron «casi nulas».

Destacan los 10 litros por metro cuadrado recogidos en Albacete capital y los 9 litros por metro cuadrado en el municipio de Minaya.

La del miércoles ha sido la primera tormenta de este verano en la que Asaja detecta daños en cultivos, que se produjeron en la misma fecha durante 2015 y, entonces, con daños en localidades como Almansa, Montelagere del Castillo, Alcadozo o Peñas de San Pedro.

(Foto: Archivo)