La Asociación de Energías Renovables de Andalucía (CLANER) ha suscrito su adhesión al Comité Andalucía «Green Deal» (Pacto Verde Europeo), que impulsa y lidera la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP).

El comité andaluz persigue impulsar un desarrollo urbano más sostenible e inteligente para que, desde los gobiernos locales, se implemente una nueva cultura medioambiental basada en la descarbonización, la eficiencia energética y las energías renovables.

Por ello, la FAMP cuenta con la colaboración de entidades públicas y privadas así como de organizaciones estratégicas andaluzas del sector empresarial como es el caso de CLANER como representante de las renovables andaluzas, que aporta su experiencia y conocimiento al comité en las áreas relacionadas con el uso de energías limpias.

La FAMP lleva más de un año trabajando, entre otras acciones, en la identificación de proyectos tractores aplicables a la mayoría de municipios andaluces con el fin de contribuir a alcanzar la situación de comunidad neutra en carbono y eficiente en el uso de sus recursos.

En concreto, se han identificado iniciativas en ejes clave como son la neutralidad climática para 2050; el suministro de energía limpia, asequible y segura; la industria sostenible y circular; la eficiencia en el uso energético y de los recursos en la construcción y renovación de edificios; la movilidad sostenible e inteligente; «De la granja a la mesa» con alimentos sanos de circuitos cortos; la preservación y restablecimiento de los ecosistemas y la biodiversidad; y la eliminación total de sustancias tóxicas.

El presidente de CLANER, Alfonso Vargas, ha subrayado «el firme compromiso de las renovables andaluzas con la iniciativa del Comité Andalucía Green Deal ya que compartimos por completo objetivos que están en el origen mismo de las energías limpias como pilar fundamental para el cambio de modelo energético y como garantía de la necesaria sostenibilidad que ha de presidir toda actuación que se emprenda en cualquier ámbito, desde lo local a lo global, ante la emergencia climática en que nos encontramos».