El Comité Europeo de las Regiones (CdR) ha instado a que la reforma de la Política Agraria Común (PAC) garantice una retribución justa a los agricultores, de forma que este sector siga siendo como una fuente de “empleo adecuadamente compensado” y mantenga su atractivo en el futuro. En esta reforma proponen igualmente una nueva distribución de los pagos de la PAC, que permitirá hacer frente a la “probable reducción presupuestaria” de la próxima PAC.

A través de un dictamen aprobado este miércoles 12 por amplia mayoría en la sesión plenaria del CdR en Bruselas, los representantes regionales de la Unión Europea (UE) llamaron a que la PAC mantenga “una agricultura “de calidad, sostenible, a un precio justo y fuente de empleos adecuadamente compensado en toda la UE”.

Defienden una mayor regulación de los mercados agrícolas para asegurar la agricultura europea y prevenir las crisis sectoriales

Tras subrayar la diversidad y la innovación como puntos fuertes de la agricultura europea, el informe alerta de la caída del 20% en el número de explotaciones europeas entre 2007 y 2013, las diferencias de desarrollo entre las zonas rurales y urbanas y la escasa retribución que en muchos casos reciben los agricultores.

“Todos queremos mantener vivos a los territorios rurales, pero esto no sucederá sin que aumentemos el atractivo de la profesión agrícola y el reconocimiento económico a través de unos ingresos justos y estables”, señaló el ponente del dictamen, el francés Guillaume Cros.

Cros abogó por una mayor regulación de los mercados agrícolas, “no sólo para asegurar la agricultura europea segura y de calidad, sino también para prevenir mejor las crisis sectoriales”. Una nueva distribución de los pagos de la PAC permitirá, según el ponente, hacer frente a la “probable reducción presupuestaria”.

El dictamen insiste también en el rechazo a la cofinanciación de la PAC entre la UE y los Estados miembros, ya que esto podría suponer una “discriminación” al sector en los países más pobres entre los Veintiocho.

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, dijo a la prensa antes del pleno que la nueva PAC, hasta ahora “fundamental” para el desarrollo europeo, debe lograr, además de ser justa y sostenible, fomentar la calidad de los productos agroalimentarios.

Una PAC como “elemento vertebrador” que puede ayudar a las regiones rurales y que garantice el relevo generacional

Además, señaló que esta política comunitaria es un “elemento vertebrador” que puede ayudar a las regiones rurales, como La Rioja, a luchar contra la despoblación y el envejecimiento en los núcleos rurales, además de potenciar sus productos locales a través de las denominaciones de origen.

Por su parte, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, subrayó que su región había impulsado enmiendas al dictamen para apoyar medidas que garanticen un relevo generacional en el sector y la viabilidad de los jóvenes agricultores, así como para pedir que en el presupuesto de 2020 se mantengan las asignaciones en esta materia a todos los Estados miembros.

“En Murcia, (la agricultura) es uno de los pilares del modelo productivo al que no podemos renunciar”, dijo López Miras, que recordó que un 3% de los empleos y un 50% del PIB de la región dependen de este sector.

El sector agrícola es el segundo mayor de empleo industrial en la UE, dando trabajo a 22 millones de agricultores y 44 millones de personas en el resto de la cadena agroalimentaria, de ahí que haya mucha preocupación por los pagos de la PAC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here