Más de 3.000 agricultores han salido este lunes 9 a la calle y han cortado las principales vías de la provincia, tanto por carretera como por tren, en protesta por la situación que atraviesa el campo en nuestro país y dentro del calendario de movilizaciones. «El campo se muere» y «Sin campo no hay vida» son algunos de los lemas de las pancartas que se pueden leer en el corte pacífico de la autovía A-4 en el término municipal de Manzanares.

Los manifestantes han reclamado unos precios justos en origen y un ahorro y uso eficiente del agua, el «futuro» del sector. Consideran que un recorte en los fondos de la Política Agraria Común ( PAC) para España será la «tumba» de cientos de explotaciones agrícolas, por lo que piden a las distintas administraciones que tomen medidas urgentes para no dejar morir a este sector estratégico en Ciudad Real.

Entre los manifestantes se encuentran la portavoz del Grupo Popular en las Cortes regionales, Lola Merino, y varios alcaldes del PP de la provincia como Miguel Ángel Valverde, Leopoldo Sierra y Adrián Fernández. Igualmente estuvo el diputado de Vox por Ciudad Real, Ricardo Chamorro. También representantes de las organizaciones agrarias como Ángel Gálvez, secretario regional de COAG, y Florencio Rodríguez, secretario provincial de Asaja.

Un total de cinco trenes de media y larga distancia se han visto afectados por las protestas que protagonizan los agricultores en la provincia de Ciudad Real, ya que han cortado la circulación ferroviaria a la altura de la estación de Socuéllamos.

Fuentes de Renfe han informado a Efe de que en concreto se han visto afectados dos trenes de larga distancia que cubren el recorrido Madrid-Cartagena, cada uno en un sentido, y tres de media distancia, dos de ellos del trayecto Madrid-Cartagena y uno de la línea Ciudad Real-Alicante.

Estas mismas fuentes han precisado que el corte de la circulación se ha prolongado durante unas dos horas, si bien los trenes han acumulado un retraso máximo de unos treinta minutos.

Según los convocantes de estos cortes por carretera como por tren, en Tomelloso se manifiestan cuatrocientos tractores y más de mil personas, que se han encargado de cortar la Autovía de los Viñedos (CM42), mientras que en Valdepeñas se concentran quinientos tractores y 3.000 personas; en Socuéllamos, se han contabilizado unos 150 tractores y 350 personas en la estación de tren, y en Manzanares, unos 300 tractores y 1.500 personas.