Socias, rectoras, técnicas y gerentes de cooperativas así como otras empresarias del tejido rural de Castilla-La Manchan han procedido a la firma del acta y constitución de la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, cuyo objetivo es incrementar y visibilizar el papel de la mujer en los órganos de tomas de decisiones de las cooperativas, que contemple la igualdad de oportunidades y el talento de las mujeres y los hombres sin discriminación.

COOPERATIVAS CLM COMISION IGUALDAD MUJER RURALEn el acto de constitución del evento estuvieron presentes, entre otros, el subdirector de cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha, Juan Miguel del Real, el responsable Agrario de Caixabank en Castilla-La Mancha y Extremadura, Marco García, y la teniente alcalde y concejala de agricultura de Alcázar de San Juan, rosa Idalia Cruz.

La Comisión está formada íntegramente, en esta primera fase de nacimiento y desarrollo, por mujeres

La Comisión está formada íntegramente, en esta primera fase de nacimiento y desarrollo, por mujeres, habiendo resultado en este primer acto de constitución el nombramiento de Carmen Vallejo como portavoz y Olga Cantero como viceportavoz. Carmen Vallejo es socia de la cooperativa El Progreso de Villarrubia de los Ojos y Olga Cantero es gerente de la Cooperativas Cózar de la Sierra de Cózar (Ciudad Real).

Durante la jornada se han establecido las líneas generales de trabajo a seguir durante los próximos meses para acabar con los estereotipos de discriminación a las mujeres en el medio rural; fomentar la conciliación; la igualdad en el reparto de tareas; la diversificación de la actividad profesional y sobretodo mejorar las condiciones de vida y de trabajo en las zonas rurales.

«las cooperativas no podemos ser ajenas a la realidad de las mujeres, es parte de nuestro ADN»

Por su parte, la técnico en Igualdad de Oportunidades de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Ana Olmedo, apuntó que “las cooperativas deben contar con una presencia femenina en órganos directivos acordes con la realidad de las mujeres rurales ya que representan no solo el 48% de los habitantes del medio, sino que está demostrado que también somos clave para asentar la población, evitar la masculinización y el envejecimiento del medio rural e impulsar la diversificación económica del territorio”.

Olmedo concluyó que “la igualdad es un derecho y las cooperativas no podemos ser ajenas a ello, es parte de nuestro ADN… ¿podemos las cooperativas prescindir de la mitad del talento de nuestros socios? Por supuesto que no” –concluyó la técnico de Cooperativas Agro-alimentarias de Castilla-La Mancha.

De 144.356 socios de cooperativas en Castilla-La Mancha, sólo el 22,7% son mujeres; además, con más de 3.200 socios consejeros en cooperativas, solamente 188 de ellos son mujeres, “una realidad que habla de desigualdad y que justifica el trabajo que desde la Comisión queremos atajar”.

Tras un cambio de impresiones entre las promotoras, por unanimidad de las mismas, se acordó desarrollar acciones formativas e informativas en la región dirigidas al empoderamiento, nuevas habilidades profesionales y directivas, transferencias de buenas prácticas, formación específica sobre el sector y el funcionamiento de las cooperativas y apoyo en el desarrollo de nuevos proyectos que muestren a la mujer cooperativa como sujeto activo en el medio rural.