Miel de Galicia es todo un referente dentro y fuera de España como producto de calidad diferenciada. Esto cobra aún más sentido se ven los resultados de la última edición de los London Honey Awards, donde seis de las mieles acogidas y certificadas a esta Indicación Geográfica Protegida alcanzaban su respectivo galardón.

Internacionalmente, los London Honey Awards representan uno de los certámenes más importantes dentro del sector apícola. Anualmente, a través de una cata a ciegas llevada a cabo por uno selecto jurado experto en análisis organoléptico de las mieles, se reconocen los productos de mayor calidad con las distinciones de platino, oro, plata y bronce.

En la edición 2021, el máximo galardón establecido con el premio platino recaía en Meles JS, seguido de O Poder das Flores, Ouro Puro, O Trobo-Mel do Valadouro e Conde Santo con una distinción de oro cada uno; mientras que Mel do Colmear “O Salgueiral” se hacía con la plata. Estos reconocimientos vienen a ratificar los premios que ya se habían otorgado durante las últimas Catas de las Mieles de Galicia 2020, donde cuatro de las mieles distinguidas en la capital británica ya habían sido premiados previamente en la cata de las mieles que organiza la Xunta de Galicia a través de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria, en colaboración con el consejo regulador de la IXP Miel de Galicia donde están certificadas.

En la última edición de las Catas de las Mieles, las marcas O Poder das Flores e o mel de breixo de Ouro Pur se alzaban con las distinciones de oro en las categorías de miel multifloral y miel monofloral respectivamente. Pero no foro las únicas mieles que volvieron a la casa con un galardón bajo el brazo, O Trobo Mel do Valadouro obtendría el bronce en la categoría multifloral, y Meles JS la plata en la monofloral. Estos galardones recuerdan que la Miel de Galicia con IXP es un producto que compite en calidad diferenciada en el comprado de la miel a nivel mundial, siendo una etiqueta garantizadora de origen y diferenciación, de cuidado de los apicultores locales y de los consumidores, así como sinónimo de mantenimiento de la biodiversidad.