En octubre, las matriculaciones de tractores agrícolas alcanzaron las 1.165 unidades en nuestro país, según datos de la consultora MSI para la patronal de los concesionarios, Faconauto, lo que supone un crecimiento del 2,2% con respecto al mismo mes del año pasado. En el acumulado del ejercicio, el número de tractores matricuados es de 8.199, un 12,3% menos que en el periodo enero-octubre de 2019.Sin embargo, cabe recordar que las matriculaciones de vehículos agrícolas cayeron un 33% en mayo respecto al mismo mes del año anterior, lo que implica una mejoría importante.

Faconauto ha destacado la estabilidad del mercado de tractores en un contexto de tanta incertidumbre, y la vincula a las buenas cosechas que se están registrando en nuestro país durante este año. Esta situación está permitiendo que los concesionarios de maquinaria agrícola estén pudiendo compensar el primer impacto que sobre el sector tuvo la pandemia y que provocó una caída de las matriculaciones.

La patronal también ha hecho hincapié en que la estabilización de las matriculaciones de tractores agrícolas está permitiendo que no se frene la renovación de maquinaria agrícola en nuestro país, como ha ocurrido en otras crisis económicas. Al respecto, la semana pasada, Faconauto propuso que se vaya hacia un modelo de plan estructural de renovación del parque de tractores, empezando por una partida de 40 millones de euros distribuidos hasta el año 2025, lo que, según sus estimaciones, permitiría achatarrar unas 3.000 unidades.

Las marcas de tractores más matriculadas en octubre fueron John Deere (419 unidades), Kubota (118), New Holland (111), Fendt (80),Deutz-Fahr (65) y Case IH (48).

Faconauto es la patronal que integra las asociaciones de concesionarios oficiales de las marcas de turismos y maquinaria agrícola presentes en el mercado español. Representa los intereses de 2.152 concesionarios, entre los que se encuentran los de las principales marcas de maquinaria agrícola, de los que dependen aproximadamente las 3.551 empresas del segundo nivel de distribución (agencias y servicios oficiales), lo que totaliza más de 5.703 pymes de automoción. Estas empresas generan 161.500 empleos directos, una facturación de 43.073 millones y representan el 3,1 del PIB.