Las marcas blancas o de distribuidor han subido sus precios hasta mitad de abril un 18% mientras que las de fabricantes lo han hecho un 10%, según un estudio de publicado este lunes25 por la empresa emergente española de compra inteligente Gelt, que revela que ha habido casos como el del aceite donde la marca blan seha incrementado hasta un 35%

Mientras que las de fabricante o comerciales tomaron la iniciativa desde comienzos de año a la hora de subir su precio de venta final, las marcas de distribuidor reaccionaron de forma más lenta, señala el informe.

Sin embargo, esta tendencia se rompió a principios de este mes de abril y mientras que las marcas de fabricante han ralentizado sus subidas, las marcas blancas mantienen el ritmo de aumento, detalla el documento.

HA HABIDO SUBIDAS MUY POTENTES EN EL ACEITE (35%) Y EL ATÚN ENLATADO (17%)

En números, hasta marzo las marcas de fabricantes aumentaron un promedio del 18 % sus precios, con los mayores incrementos en la harina (28 %), el aceite (19 %), el arroz (12 %), el atún enlatado y el papel higiénico (10 %) y la leche (7 %).

Por su parte, las marcas blancas tuvieron una subida promedio del 7% en el primer trimestre del año, con comportamientos muy dispares: subidas muy potentes en aceite (35 %) y atún enlatado (17 %) pero también bajadas como la de la harina (-3 %).

La tendencia, sin embargo, se ha invertido en abril y durante las dos primeras semanas los precios de las marcas comerciales se han ralentizado y han bajado un 8 %.

En particular, papel higiénico (-8 %) y harina (-1 %) han capitaneado las bajas mientras que otros productos siguen subiendo, pero a menor ritmo.

Las marcas de distribución, en tanto, han subido en lo que va de mes un 11%, especialmente el arroz (19 %) y el tomate frito (10 %) y la harina (9 %).

«Los datos reflejan de forma contundente cómo las marcas han tenido que trasladar la subida de costes a los precios finales de venta», ha señalado el jefe de Datos de Gelt, según recoge un comunicado.

«Lo han hecho de forma muy distinta entre las comerciales y las de distribuidor que, claramente, ganaron cuota de mercado ante los ajustes en los gastos que, a su vez, tuvieron que hacer los consumidores. Y eso ha motivado la corrección de abril», ha abundado.

El índice de precios de consumo (IPC) subió el pasado mes de marzo al 9,8% interanual, la mayor tasa desde 1985.