Desde el viernes 18 de junio, han caído en el Valle del Jerte, La Vera y las Hurdes más de 40 litros de agua durante los tres días del fin de semana. Estas precipitaciones han coincidido con el pleno proceso de maduración de las cerezas, sobre todo en los municipios situados a más altura donde la recolección de este fruto se encontraba en pleno apogeo, provocando 31,5 millones de € en daños, según la Unión Extremadura, que se prgunta quién va a cubrir estas pérdidas, si la Junta, el Ministerio o Agroseguro.

Esta lluvia en este momento han ocasionados daños muy importantes de rejado de la fruta que no podrá ser recolectada y que supondrán daños importantes tanto para los agricultores afectados como para la economía del norte de Cáceres que está íntimamente ligada a la recolección y manipulación de esta fruta.

Aunque aún se están valorando los daños, se calcula que tenemos afectadas más de 1.250 has, todas las que el fruto estaba maduro y listo para recolectar y unas 17.500 toneladas de cerezas en la provincia de Cáceres.

LOS AGRICULTORES VEN IMPOTENTES CÓMO SE PIERDE PARTE DE LA COSECHA QUE NO VA A SER INDEMNIZADA POR EL ACUERDO ADMINISTRACIÓN-AGROSEGURO

Más del 95% de esta superficie que ahora está en pleno proceso de maduración no está asegurada, ya que como en años anteriores los productores de cereza no aseguran debido a que el actual seguro de cerezas es caro y además no cubre los daños ocasionados en el fruto como pueden ser los esta campaña.

La Unión Extremadura llevamos varios años denunciando la inutilidad de este seguro, que solo sirve para cubrir las espaldas a la administración de cara a no responsabilizarse de los daños producidos.

El seguro de la cereza de Cáceres, es actualmente un seguro con apenas coberturas y a precios prohibitivos, donde cada año apenas se asegura el 5% de la producción, ya que la entidad Agroseguro lo dejó sin contenido para no tener que hacer frente a las indemnizaciones que se producían en campañas como la actual.

En el día de hoy centenares de agricultores ven impotentes cómo se ha perdido una parte importante de la cosecha y que la misma no va a ser indemnizada por el acuerdo entre la administración y Agroseguro.

La Unión Extremadura exige a la Junta de Extremadura que de manera inmediata se realizase una peritación de los daños producidos, se indemnice a los damnificados y se estudie un seguro que garantice que se cubren de manera real los daños producidos en el cultivo de la cereza de Cáceres, un seguro que garantice renta a los agricultores y no solo el beneficio del monopolio de Agroseguro.