El consorcio Agroseguro ha abonado durante el primer semestre del año 461,25 millones de euros en indemnizaciones a los agricultores, lo que supone un incremento del 22% respecto al mismo período del año anterior, a causa de las inclemencias climáticas y fenómenos como la borrasca Filomena.

Las indemnizaciones a productores y ganaderos con explotaciones aseguradas han correspondido a los daños por siniestros en 930.611 hectáreas, un 76% más que la superficie afectada en 2020, de acuerdo a los datos dados a conocer este martes por la Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro).

En el caso de Castilla-La Mancha, los pagos a los agricultores asegurados durante el primer semestre de 2021 POR inclemencias climáticas han superado a los acumulados durante todo el pasado 2020, con más de 97 millones de euros.

Murcia, Aragón, Castilla y León, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja, Navarra y Galicia también han registrado altos niveles de indemnizaciones, superiores en la mayor parte de los casos a las del primer semestre del pasado año.

LOS FRUTICULTORES ASEGURADOS RECIBEN INDEMNIZACIONES DE MÁS DE 135 MILLONES (UN 20% MÁS QUE EN 2020) Y LASE HORTALIZAS, MÁS DE 56 MILLONES

Agroseguro ha subrayado que, en enero, Filomena provocó abundantes precipitaciones y un descenso acusado de temperaturas; en marzo, masas de aire frío perjudicaron a las explotaciones de fruta de hueso, almendro y hortalizas; en abril, se registraron heladas; y a partir de mayo, hubo «graves siniestros» por las tormentas acompañadas de pedrisco.

En este último caso, ha detallado que el granizo afectó a producciones de cereza de la Comunidad Valenciana y Extremadura, a hortalizas –principalmente ajo de Castilla-La Mancha y tomate de Extremadura– y a viñedos de Castilla y León, La Rioja y País Vasco.

En conjunto, los fruticultores asegurados han recibido indemnizaciones de más de 135 millones de euros (un 20% más que en 2020) y los productores de hortalizas, más de 56 millones, una cifra ligeramente superior al año anterior.

En el caso de la uva de vino y los cítricos, los daños han sumado 53 millones en cada uno, un 169 % y 109 % más que en el mismo periodo del año pasado, respectivamente.

El sistema español de seguros agrarios ofrece cobertura a los productores frente a los daños climáticos, según ha recordado Agroseguro, quien ha puesto de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones mediante la contratación de pólizas.