Las indemnizaciones abonadas por Agroseguro a los agricultores y ganaderos asegurados por los siniestros ocurridos durante el año 2022 ha alcanzado su máximo histórico, ya que se han situado en los 768,85 millones de euros, un 6,5% más que el año anterior.

Esto supone la cifra anual más alta del sistema español de Seguros Agrarios Combinados –supera los 732 millones abonados en 2012, ejercicio de grave sequía–, y confirma la acusada realidad climática actual, ya que los años 2017, 2018, 2020, 2021 y 2022 –es decir, los más recientes– son, junto a 2012, los de mayores indemnizaciones en los 42 años de historia del seguro agrario.

El máximo histórico de 2022 se explica por la reiteración y severidad de fenómenos meteorológicos adversos. En efecto:

  • En primer lugar, de forma destacada, la grave helada del primer fin de semana de abril, que provocó daños de alta intensidad en producciones del valle del Ebro e interior peninsular, especialmente en frutales y almendro. En concreto, y a causa de las heladas, Agroseguro ha abonado indemnizaciones por valor de 259 millones.
  • Junto a esto, además, el año 2022 también se ha caracterizado por largos periodos de altas temperaturas (olas de calor) que, combinados con la falta de precipitaciones, han resultado perjudiciales para los cultivos cuyo desarrollo coincide con el verano y el comienzo del otoño, principalmente girasol y olivar. En total, Agroseguro ha abonado 117 millones a agricultores y ganaderos por daños por sequía.
  • Las fuertes borrascas cargadas de pedrisco, viento y lluvia, en ocasiones responsable de desbordamientos e inundaciones, suman 165 millones en daños.

Al igual que el año pasado, el número total de siniestros se ha situado por encima de los 1,6 millones, con una superficie siniestrada de casi dos millones de hectáreas (1.995.589 hectáreas). Todas estas cifras constatan los graves efectos que la realidad climática provoca sobre el campo y confirman la importancia del seguro agrario como forma de protección del futuro y viabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas.

240 MILLONES DE EUROS EN INDEMNIZACIONES PARA LOS FRUTICULTORES ASEGURADOS

Por producciones, destacan las indemnizaciones, también con un máximo histórico, abonadas a los fruticultores, que en 2022 alcanzaron los 240,2 millones, como consecuencia de las graves heladas del mes de abril, y a los productores de cultivos herbáceos, con 126,1 millones de euros.

Además, la inestabilidad meteorológica ha sido responsable de daños por valor de 52,1 millones en producciones de cítricos, así como cuantiosas indemnizaciones en frutos secos (44,6 millones), hortalizas (42,5 millones) y uva de vino (38,4 millones).

El resto corresponde a otras producciones entre las que también destacan el olivar (22,9 millones), la uva de mesa (11,1 millones), la cereza (10,8 millones) y el caqui (10,5 millones). Por último, en el caso de los seguros pecuarios, las indemnizaciones se han situado en 154,5 millones, con 54,2 millones abonados a los ganaderos asegurados en las diferentes líneas de ganado vacuno.