Tras los primeros meses de funcionamiento del Consejo Regulador de las IGP´s de las variedades Manzanilla y Gordal de Sevilla, está entidad afronta su primera campaña y, a pesar de las especiales circunstancias de este año, lo hace con mucha ilusión y esperanza de ir consiguiendo poco a poco, el reconocimiento para las Manzanillas y Gordales de Sevilla, que va sumando asociados del sector de la aceituna de mesa, principalmente en Sevilla, pero también una importante parte de la zona limítrofe con Huelva.

Ha sido el pasado 6 de septiembre, cuando el Pleno, de dicho consejo regulador, ha aprobado las nuevas incorporaciones, de Olivares, Centro de Compra, Industrias Transformadoras y Plantas Envasadoras- comercializadoras.

Con este paso, el órgano de control da comienzo, esta semana, a las primeras auditorías en
campo, cooperativas y centros de compra, donde verificará si, cada uno de ellos, cumple con los requisitos establecidos en los Pliegos de Condiciones para obtener la certificación con IGP de Manzanilla y Gordal de Sevilla de las primeras aceitunas de mesa, certificadas con ese distintivo de calidad diferenciada.

Con las nuevas incorporaciones ya son 14 las Industrias Transformadoras inscritas, 15 los centros de compra, 7 las plantas envasadoras comercializadoras, y casi 3.200 los olivares de Sevilla y algunos municipios limítrofes de Huelva, como Chucena, Manzanilla, Almonte, Hinojos, Villarrasa …

No obstante, recabe recordar que el periodo de inscripciones para poder solicitar la inscripción para plantas envasadoras está abierto durante todo el año, no así para el resto de olivares y plantas Transformadoras, que ha quedado cerrado para la actual campaña de 2019.

Con el reto de conseguir una importante producción certificada de aceituna de mesa con IGP Manzanilla y Gordal de Sevilla, el Consejo Regulador vuelca sus esfuerzos en dar a conocer, al consumidor final entre otros, y promocionar los beneficios de consumir una aceituna con Calidad Diferenciada, donde se garantiza el origen, los calibres, la calidad, el desarrollo socio económico de nuestro mundo rural y abre una nueva oportunidad de negocio, para dos variedades de aceituna de mesa con una gran reputación y tradición, dentro y fuera de España.

Porque en el Consejo Regulador están convencidos de que “el medio rural andaluz es, y ha de seguir siendo, un lugar próspero y atractivo para quienes residimos en él. Y porque el
Olivar tradicional sevillano, tiene un papel central por su capacidad para generar empleo y riqueza, y formar parte de la identidad e historia de muchos de los que lo habitamos”.

Según el presidente del CR D. Juan Luis Oropesa de Cáceres, esta es una campaña, que se
afronta, a pesar de las especiales circunstancias de este año, con mucha ilusión y esperanza de ir consiguiendo poco a poco, el reconocimiento para las Manzanillas y Gordales de Sevilla y que así mismo pueda llegar a conseguirse una remuneración justa, por las cualidades de los productos y que esta remuneración pueda llegar a todos los escalones de la producción del sector de la aceituna de mesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here