Las ferias ganaderas y agrícolas se han convertido en los escenarios de protestas del sector, bien para reclamar ayudas al sector de la fruta, como ha sucedido con La Unió en la Feria de San Miguel en Lleida y con la presencia de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, o la de APAG Extremadura Asaja en la Feria Internacional Ganadera de Zafra para reclamar a la Consejería a que apruebe la quema de rastrojos.

La primera de las protestas la realizó la Unió de Pagesos, con una acción de protesta con cerca de un centenar de tractores por la grave situación en que se encuentra el sector de la fruta dulce y ante la falta de medidas eficaces para hacer frente, coincidiendo con el día de la inauguración de la Feria de San Miguel en Lleida y con la presencia de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

UP, que ya ha realizado numerosas protestas en defensa de este sector, ha insistido ante la titular del Mapama en reclamar a la ministra que pida ayudas directas para profesionales agrarios a la Comisión Europea para paliar las pérdidas extraordinarias del sector de la fruta de hueso en las cuatro últimas campañas, así como la puesta en marcha urgente de un plan de arranque y abandono de determinados frutales para encontrar una salida a las explotaciones que no pueden continuar produciendo fruta, y un segundo plan de reconversión varietal que permita adaptar las plantaciones a las variedades que demanda el mercado, entre otras cuestiones.

Zafra, escenario del sector cerealista para exigir la quema de rastrojos

Por su parte, APAG Extremadura ASAJA ha calificado como exitosa el acto de protesta llevada a cabo previamente a la inauguración de la Feria Internacional Ganadera de Zafra para instar a la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio la quema controlada de rastrojos ante los problemas fitosanitarios en el cereal extremeño.

El presidente de esta organización, Juan Metidieri, valoró muy positivamente que más de medio millar de agricultores de todos los puntos geográficos de la región, en representación del sector cerealista, hayan acudido a la llamada de APAG Extremadura ASAJA para reclamar medidas naturales que pongan fin a las plagas y enfermedades que están asolando las explotaciones de miles de cerealistas que, campaña tras campaña, ven cómo su explotación se va muriendo.

Bajo la sintonía de pitos y silbatos los asistentes al acto de protesta han reclamado soluciones inmediatas en beneficio del cereal con lemas como ‘Queremos quemar, queremos sanar’; ‘Vara sé realista, apoya al cerealista’; ‘Vara no es antojo, la quema de ‘rastrojos’; o ‘El cereal se muere’.

Durante la protesta, Metidieri ha ironizado cómo la Consejería de Medio Ambiente favorezca el uso de productos químicos contaminantes e ineficaces, con el beneplácito de los ecologistas, en lugar de medidas naturales y mucho más efectivas como es la quema controlada de rastrojos.

El presidente de APAG Extremadura ASAJA ha recalcado asimismo que era de obligado cumplimiento alzar la voz para instar que se permita la quema controlada de rastrojos rotacional ante la dramática circunstancia por la que lleva atravesando el cereal desde hace ya mucho tiempo. “El cereal se muere y a la Junta le importa tres pepinos”.