Las exportaciones agroalimentarias andaluzas continúan su línea ascendente y crecen un 18,1 por ciento entre enero y mayo de 2017 con respecto al mismo periodo del año anterior para alcanzar los 5.642,76 millones de euros. Con esta «buena noticia» ha abierto el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, la Mesa Agroalimentaria de Granada, una provincia que ha visto incrementadas sus ventas de alimentos y bebidas al exterior por encima de la media de la comunidad autónoma, en un 21,5 por ciento, con una facturación en los cinco primeros meses del actual ejercicio de 380,69 millones de euros.

Alemania (954 millones de euros), Italia (835 millones) y Francia (691 millones) se erigen en los principales destinos de las exportaciones agroalimentarias andaluzas. Acaparan el 43,95 por ciento de estas transacciones internacionales con compras por un importe global de 2.480 millones de euros. Sobresalen las relaciones comerciales con el país transalpino, que han experimentado un aumento del 68,9 por ciento frente unos avances del 8,9 y del 12,7 por ciento en los casos de Alemania y Francia.

Las exportaciones agroalimentarias a Reino Unido también mejoran (un 9,4 por ciento más) y quedan fijadas en 577 millones de euros. En cuanto a los productos, encabezan el ranking el aceite de oliva virgen extra, que ha dejado en la balanza comercial de la región 799 millones de euros, seguido del tomate (464 millones), la fresa (460 millones) y el pimiento (427 millones).

El consejero anuncia una nueva convocatoria de ayudas a la producción ecológica

Rodrigo Sánchez Haro ha resaltado, en esta línea, que la creciente internacionalización de la producción agroalimentaria andaluza, en general, y de Granada, en particular, es el resultado del esfuerzo denodado del sector y de su apuesta por la investigación, la innovación, la sostenibilidad, la calidad y la diferenciación.

Éstas son «señas de identidad» a las que, según ha aseverado, «no dejaremos de contribuir desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural». En este sentido, el titular de este departamento ha puesto como ejemplo la nueva convocatoria de ayudas a la producción ecológica o los fondos con los que contarán los Grupos de Desarrollo Pesquero.

Sobre lo primero, Sánchez Haro ha expuesto que se han introducido criterios de reparto que maximizan el número de beneficiarios de unas ayudas que impulsarán lo ecológico y, por tanto, la excelencia. Se aportan, en concreto, 25 millones de euros más para el mantenimiento de la agricultura ecológica en cultivos herbáceos y leñosos, así como otros 6 millones de euros más para el mantenimiento del olivar ecológico. También se ha incluido el criterio de desertificación en la baremación de las solicitudes, consensuado en la mesa de interlocución agraria de Andalucía, adaptado a la agricultura del altiplano granadino.