Asociaciones, profesionales del sector y científicos ha firmado un manifiesto  poniendo en valor la importancia de dar a conocer estas bondades del Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) a los consumidores, a la vez que denuncian las denuncias y sanciones llevadas a cabo por parte de algunas administraciones públicas a distintas empresas oleícolas por divulgar de manera general estas virtudes saludables en sus webs y redes sociales, al ser ser consideradas como alegaciones comerciales de las empresas que las difunden.

Por eso, la Asociación QvExtra! Internacional, la Sectorial Nacional del AOVE con DOP, la Asociación Almazaras Federadas de España (AFE), la Asociación Empresarial de Almazaras Industriales de Córdoba (Acora) y la Asociación Grandes Pagos del Olivar, así como científicos y distintas empresas ganadoras de los premios Mario Solinas y Alimentos de España del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, han reclamado que las Administraciones Públicas consideren aceptable la difusión y promoción genérica que las empresas oleícolas hacen del Aceite de Oliva Virgen Extra, en relación con sus propiedades saludables, que la difusión de los estudios científicos relativos a dichas propiedades saludables del Aceite de Oliva Virgen Extra, no puedan ser consideradas como alegaciones comerciales de las empresas que las difunden y que, por tanto, dicha difusión a través de sus webs, redes sociales u otros medios de comunicación, no sea susceptible de denuncias y sanciones.

En este sentido, lamentan que a pesar de que las capacidades saludables del AOVE llevan demostrándose científicamente muchos años, a pesar de que la mayor parte de las páginas webs gubernamentales, nacionales e internacionales, aluden a  los innumerables beneficios saludables confirmados de este producto, algunas administraciones están
dedicando sus esfuerzos en denunciar a empresas productoras y envasadoras, no por hacer alegaciones de salud en el etiquetado, sino por incluir en su etiqueta la dirección de su página web corporativa y pormenorizar en dicha web las capacidades saludables más que demostradas de los aceites de oliva vírgenes extra, haciéndolo de forma general y no en referencia a su marca o aceite en particular. En dichas sanciones se alude a un incumplimiento de la norma, por ser páginas webs que comercializan este producto, aunque las referencias contenidas en dichas webs se refieran al global de la categoría de los AOVE y citen siempre la fuente investigadora y científica que la genera.

Por eso, poden encarecidamente, a la Administración Central y a las Autonómicas, una interpretación y aclaración positivas de las herramientas que los productores y envasadores de AOVE puedan usar en la formación y promoción del AOVE, para evitar la desprotección que actualmente están sufriendo por parte de algunas administraciones