ITT, International Trucks & Tractors, es un gran grupo distribuidor líder en la venta de maquinaria agrícola, equipos para la construcción y vehículos de transporte. Y que con la llegada del Covid-19,  ITT y las empresas que lo integran, han demostrado que, en los momentos más duros, se puede contar con ellos.

Muchas fábricas y empresas tuvieron que cerrar durante el estado de alarma. Sin embargo, unas pocas empresas mantuvieron sus puertas abiertas para arrimar el hombro y no dejar el país sin su producción.

Empresas como ITT, con una demostrada solidez a nivel internacional, se encuentran entre las que se han apretado el cinturón y se han arremangado para ponerse en el lugar de los agricultores y las pequeñas empresas que no podían cerrar su producción, convirtiéndose en un verdadero aliado y un apoyo imprescindible para muchos de ellos.

En este oscuro episodio de nuestra historia, ITT ha demostrado realmente su fuerza no solo empresarial sino humana. Ayudando al sector en un momento en que era tan necesario. Cuando el bienestar de la sociedad depende de que los agricultores puedan seguir trabajando, ITT ha ayudado a que las máquinas no dejaran de hacer su trabajo. Con una premisa fundamental: Si una máquina se detiene, un agricultor deja de trabajar, deja de producir, y sus productos dejan de llegar al consumidor final.

Con esa premisa todas las empresas ITT:

  • ITTCM93, distribuidor oficial de marcas como New Holland, Takeuchi, Manitou…,
  • ITTBobcatOf, distribuidor de maquinaria agrícola y de construcción con marcas como Bobcat y Ausa;
  • ITTLCevit centro especializado en viticultura, lanzaron una serie de iniciativas destinadas a impulsar y ayudar a los agricultores, durante todo este tiempo de Covid-19.
  • ITTTrading, la división internacional, ha seguido mandando equipos y recambio a los clientes internacionales.
  • No podemos olvidar ScaITT, distribuidor Scania y Schmitz CargoBull, que ha estado dando apoyo a los transportistas durante todo este tiempo.
  • Y en Francia ITTVimo e ITTMach10 han seguido trabajando con las marcas New Holland, Horsch, Bobcat y Doosan adaptándose a la regulación sanitaria Francesa.

Por eso, han estado al lado de agricultores, transportistas, constructores con:

  1. Maquinaria disponible: Empresas como CM93 y BOBCAT OF, disponían del stock necesario en sus instalaciones para seguir atendiendo las necesidades del sector.
  2. Entregas: Durante estos meses se han entregado decenas de máquinas a los clientes pudiendo hacer las matriculaciones de forma telemática.
  3. Talleres abiertos: Todos los talleres se han mantenido abiertos con relevos de equipos de servicio con el fin de poner a punto y arreglar esas máquinas tan necesarias durante el covid-19.
  4. Ventas de maquinaria: Se ha facilitado la venta de maquinaria tanto de primera como de segunda mano, además del alquiler.
  5. Campañas de financiación: Se estructuraron nuevas líneas de financiación y renting para facilitar la compra de maquinaria.
  6. Servicio de recambio: No se podían dejar de entregar aquellas piezas que pudieran ser necesarias para el mantenimiento de las máquinas, se preparó un servicio de recogida seguro en las delegaciones y también de envío a domicilio.
  7. Reparaciones: Ninguna máquina debía detenerse. Por eso una de las prioridades de la compañía ha sido priorizar averías de máquina parada.