Es época de elecciones y el campo de está de moda… hasta que se celebren. Si esta misma semana se conocía que el presidente de Asaja Cantabria y vicepresidente nacional de la organización ganadera, Pedro Gómez, formará parte de la candidatura autonómica del PP , ahora el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, apuesta claramente por repoblar la España vacía y para ello se ha quitado la americana, se ha ido al campo de Guadalajara y, subido al tractor de Mª Ángeles Rosado, donde ha comprobado cómo es la vida de una agricultora en un pueblo de 50 habitantes.

En esta última semana se ha conocido que Rosado encabezará la lista al Congreso de los Diputados por la provincia de Guadalajara. Licenciada en Ciencias Políticas y ubicada en Sayatón, un pueblo de 50 habitantes, éste lune 25 ha recibido la visita de Rivera para charlar sobre la despoblación y las necesidades del mundo rural.

Sin colegio, sin pediatra en toda la comarca y con un hospital a 45 minutos, el nuevo fichaje de Ciudadanos le ha explicado cómo es la situación en las poblaciones de esa España vacía. Sentados en dos sillas de madera y con un campo de cereales y olivos como único escenario, Rivera ha agradecido la participación de Rosado en su apuesta de cara a las elecciones generales y aprovechando el coloquio ha descrito sus proyectos para recuperar los pueblos en un hipotético gobierno naranja.

Si llega a la Moncloa, en sus 100 primeros días de gobierno Albert Rivera ha anunciado que implementará un “plan nacional contra la despoblación” que cuente con la colaboración del ejecutivo y de las Comunidades Autónomas. Y en él incluirá tres medidas básicas: una rebaja fiscal en el IRPF del 60% para que “quien apueste por su pueblo y por quedarse en él no se vea castigado con una carga fiscal; una tarifa plana para las mujeres autónomas que mejore incluso la tarifa de 50 euros aprobada la pasada legislatura y que será de 30 euros; y la supresión del impuesto de sucesiones para las explotaciones agrarias.