Las tres denominaciones de origen más significativas de la provincia de Valladolid -Rueda, Cigales y Ribera del Duero- han recogido 209 millones de kilos de uva en esta vendimia, con una «calidad excelente», por el buen estado sanitario, y tras una cosecha marcada por la «normalidad».

Según ha explicado este miércoles el coordinador de Valladolid de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Valentín García, en el caso de la D.O Rueda, la cosecha ha aumentado un 3% respecto al año anterior, tras recogerse 124,5 millones de kilos de uva, de los que 123,8 correspondiente a las variedades blancas.

La provincia vallisoletana cuenta con 19.000 de las 20.600 hectáreas de la D.O Rueda -el 92%-, un total de 74 bodegas, de las que 66 han recibido uva, y 1.660 viticultores, que iniciaron la vendimia el pasado 27 de agosto, con la variedad sauvignon blanc, a la que sucedió la verdejo.

El 28 de septiembre fue el día que más entrada hubo en las bodegas de esta denominación, con 7,6 millones de kilos y, tras concluir la vendimia, a primeros de este mes de octubre, la recepción final ascendió a 124,5 millones de kilos, con una mecanización de prácticamente el cien por cien, y por la noche.

En cuanto a la D.O Cigales, se produjo un ligero incremento en la superficie, con 1.850 hectáreas, de las que el 73% corresponden a variedades tintas, y 29 de las 30 bodegas inscritas en la misma, una más que en el año 2020, para las que han trabajado 300 viticultores, con una recepción final de 7 millones de kilos.

Una cifra que podría verse incrementada, puesto que aun «hay bodegas abiertas», tras una cosecha sin incidentes y una «buena calidad de la uva, un buen ciclo vegetativo y que se vio beneficiado por las lluvias caídas en septiembre, ya que favorecieron la maduración», ha indicado García.

En cuanto a la mecanización, en el caso de Cigales ya alcanza el 70%, en un proceso que «va a más» puesto que, además, «se están teniendo muchos problemas para encontrar vendimiadores, puesto que coinciden las recogidas de Cigales, Ribera y también la de patata», ha explicado.

Por último, en lo que respecta a la D.O Ribera del Duero, Valladolid acapara algo más del 20% de la superficie total -24.000 hectáreas-, con 5.050 hectáreas, siendo el municipio de Pesquera de Duero el que más posee, con más de 1.200, repartidas entre 118 bodegas, un 40% del cómputo global de esta denominación.

Al igual que en la D.O Cigales, la vendimia en la de Ribera «aun no ha concluido» pero, hasta la fecha, se han recogido 77,9 millones de kilos de uva, una cifra «algo inferior al pasado año» pero, a cambio «la calidad es excepcional y se puede equiparar al 2019, uno de los mejores años».

«En las viñas de la D.O Ribera del Duero ha habido una desigualdad importante, ya que la borrasca ‘Filomena’ afectó a diversos municipios, entre ellos, Pesquera de Duero», ha precisado el coordinador en Valladolid de UCCL, quien ha destacado que la mecanización, en esta denominación «no llega al 50%».

Valentín García ha insistido en que «ha sido una buena cosecha, con 209 millones de kilos de uva y con una calidad excelente y un estado sanitario excelente en todas las denominaciones y se espera que los caldos sean óptimos y que se empiecen a recuperar las ventas perdidas durante la pandemia en algunas bodegas».