Las chispas de cosechadoras y empacadoras han provocado al menos 30 de los 108 incendios declarados este verano en la provincia de Cuenca, por lo que la Junta ha hecho un llamamiento a los agricultores para que extremen las precauciones en las tareas del campo.

En declaraciones a Efe, el jefe de servicio de incendios en Cuenca, José Antonio García Abarca, ha indicado que este verano han aumentado los fuegos provocados por chispas de cosechadoras o empacadoras, y se investiga si esta causa está detrás del incendio declarado este fin de semana en Villar de la Encina, que todavía no se ha podido extinguir por completo.

llamamiento a los agricultores para que extremen las precauciones, revisen las máquinas y realicen las tareas de limpieza y mantenimiento pertinentes

Según los datos disponibles hasta el momento, esta causa, según las investigaciones, está detrás de más de 30 incendios de los 108 declarados este verano en la provincia, de los que 98 fueron conatos, es decir, afectaron a una superficie menor a una hectárea.

Así, Abarca ha hecho un llamamiento a los agricultores para que extremen las precauciones estos días, en los que la provincia ha registrado temperaturas extremas, rachas de viento superiores a los 30 kilómetros por hora y una baja humedad relativa.

En este sentido, ha declarado que investigan si esta es la causa de los fuegos originados este fin de semana en San Lorenzo de la Parrilla, en el que ardieron ayer domingo 40 hectáreas y el de Villar de la Encina, en el que se han quemado 480 hectáreas.

Abarca ha recomendado a los agricultores que si cosechan en las horas centrales del día se acompañen de algún tractor con vertederas para poder atajarlo de inmediato, que dispongan de extintores y que, en caso de fuego, avisen de inmediato al 112.

También ha animado a los agricultores a que revisen las máquinas y realicen las tareas de limpieza y mantenimiento pertinentes.