Técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) desplazados hasta la localidad de Lucena del Puerto (Huelva) han podido certificar únicamente la clausura de 11 de los 51 pozos ilegales cuyo cierre fue notificado al Ayuntamiento a principios de este mes.

Dichos pozos tenían que estar sellados según la notificación enviada al Consistorio por la CHG el 24 de febrero como fecha límite y el martes 25 los técnicos se desplazaron hasta el municipio para certificarlo.

Según han informado a Efe fuentes municipales, del total de 51 pozos referidos por el organismo de cuenca una treintena están pendientes de la resolución presentada por los agricultores, las cuales, de ser estimadas, supondría la legalización de los mismos.

Resultarían, por tanto, afectados por este cierre inmediato un total de 21, de los que once ya han sido sellados y los restantes han ser clausurados en presencia de los técnicos, los cuales volverán a desplazarse hasta la localidad este jueves 27 para ello.

El cierre de estos 21 pozos ilegales vendrán a sumarse a los 77 que ya fueron clausurados el año pasado.

El alcalde de la localidad, el independiente Manuel Mora, ya indicó al conocerse la notificación que estos cierres suponen «un nuevo golpe» para la agricultura de este municipio que verá como se quedan otras cientos de hectáreas sin regar en esta campaña al «no contar algunos afectados con agua superficial».

El pasado agosto, cuando se llevó a cabo el cierre de los primeros 66 pozos en la localidad, desde el Ayuntamiento de se cifró en más de 6,5 millones de euros las pérdidas económicas que generaba dicha acción y en 1.300 los empleos que se dejarían de generar.

Cifras que con los cierres posteriores y con el que se ejecuta a lo largo de esta semana van aumentando suponiendo «la ruina» para una localidad eminentemente agrícola.