Ya lo decían los antiguos: “Año bellotero, año nevero”. Una predicción que este año parecen confirmar también las cabañuelas, que anuncian un primer trimestre de 2021 lluvioso y con nieve. Así lo cree Manuel Briz, uno de los pocos expertos que quedan en España capaces de descifrar el tiempo que hará en función de lo que ve en los cielos cada mes de agosto.

El salmantino, que descubrió los secretos de las cabañuelas en Galinduste de la mano de su padre, asegura que 2021 arrancará con lluvia. “Al principio los vientos de poniente traerán agua coincidiendo con los días que haya luna llena”, un tiempo que dejará paso “a días fríos con algún copo y agua a finales”, según recoge Isabel Alonso en lagacetadesalamanca.es.

Febrero comenzará también con tiempo frío “y sobre mediados los vientos fuertes traerán alguna gota y algún copo”, que se extenderá hasta los últimos días. Ya en marzo, explica Manuel, “cambiarán los vientos desde mediados a ábregos” lo que se traducirá en “temperaturas agradables, para pasar los últimos días a lluviosos”.

Otra de las fechas claves para saber cómo vendrá el invierno ha sido el día de Santa Lucía, festividad que hace siglos se celebraba el 21 de diciembre. “Me fijo en el tiempo que hará ese día y no en el día 13”, explica y aprovecha para dar una lección de historia. “En el año 1582 el Papa Gregorio aumentó el calendario en 11 días, por lo que Santa Lucía pasó de celebrarse el día 21 al 13. Además, ya lo dice el refrán también: «si llueve en Santa Lucía, así será el invierno»”.

Las cabañuelas han hablado y parece que tienen claro como serán los primeros tres meses del año, pero para saber cómo vendrá la Navidad lo mejor es hacer caso a San Bricio. “Para saber el tiempo lo que hacemos es fijarnos en el tiempo que hizo el 13 de noviembre, San Bricio… y este año hubo sol y nubes”, asegura tras consultar el calendario donde tiene anotadas todas las observaciones que hace a lo largo del año.

Y es que Manuel es de las pocas personas que saben descifrar lo que el sol, las nubes o la dirección del viento le dicen durante las mañanas del 2 al 25 de agosto. Según la tradición, cada día corresponde a un mes del año, de tal manera que el día 2 es enero, el 3 febrero y así hasta el día 13. A partir del 14 de agosto se cuentan otros doce días más de manera descendente, en lo que se conoce como “cabañuelas retorneras”, hasta llegar de nuevo al mes de enero.