La Federación Española del Vino (FEV) ha celebrado el «cambio de criterio del Gobierno» con la línea de ayudas directas a las empresas más afectadas por la pandemia, tras introducir en la normativa la opción de que las comunidades autónomas puedan ampliar la lista de sectores beneficiarios de las ayudas por el covid, incluyendo al sector vitivinícola.

La entidad patronal -que agrupa a más de 700 bodegas- ha apoyado así dicha modificación, publicada este miércoles 21en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que incluso abre la posibilidad de que reciban fondos empresas que estaban en pérdidas en 2019, algo que inicialmente no ocurría.

Tras los cambios realizados por el Ejecutivo, el Real Decreto-ley 5/2021 precisa que en algunas regiones «puede haber sectores que se hayan visto particularmente afectados sin que a nivel nacional superen los umbrales fijados» para acceder a las ayudas, por lo que se «habilita» a las comunidades a «añadir al listado otros sectores».

LLAMAMIENTO A LAS CCAA PARA INCORPORAR LOS CÓDIGOS DE ACTIVIDAD DE ELABORACIÓN DE VINO Y BEBIDAS AROMATIZADAS EN EL REPARTO DE AYUDAS A NIVEL REGIONAL

Además, podrán conceder fondos de este plan de ayudas por el covid -dotado con 7.000 millones de euros en ayudas directas- a «empresas viables que en 2019 hayan tenido un resultado negativo (…), como consecuencia de circunstancias excepcionales», siempre que estén «debidamente justificadas».

La FEV ha destacado en un comunicado que con esta modificación «se corrige una situación que había generado sorpresa y malestar» en el sector del vino, ya que quedaban excluidas inicialmente las bodegas de poder acceder a estos fondos, «a pesar del fuerte impacto que están sufriendo en sus ventas» por el impacto de la covid-19 en el negocio de la hostelería.

Los responsables de la patronal también han recordado en un comunicado que se han visto especialmente afectadas «pequeñas y medianas empresas» vitivinícolas, cuya dependencia de los bares, restaurantes y el turismo «es mayor».

«Desde la FEV hacemos un llamamiento para que los gobiernos regionales incorporen lo antes posible los códigos de actividad de elaboración de vino y bebidas aromatizadas en el reparto de ayudas a nivel regional», han resaltado.