El cien por cien de las aguas residuales urbanas que se generan en Adeje y Arona se aprovecharán para producir agua regenerada de calidad con la que abastecer el sector primario de la comarca sur de la isla, según ha informado este lunes el Cabildo de Tenerife.

Precisamente el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín y los alcaldes de Adeje y Arona, José Miguel Rodríguez Fraga y José Julián Mena, respectivamente, han visitado este lunes 1 las obras de la nueva Estación Desalinizadora de Agua Salobre (EDAS), en Adeje, que permitirá este aprovechamiento de estas aguas residuales urbanas, ha indicado la corporación insular en una nota.

A la visita de las obras, a las que se ha destinado una inversión insular de 8,7 millones de euros, también acudió el consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez.

Pedro Martín explicó que la nueva EDAS forma parte de los trabajos para mejorar y ampliar las instalaciones de tratamiento de aguas de la isla con el objetivo «de transformar completamente un escenario que daba pena y por el que Tenerife había sido sancionado por vertidos al mar”.

Recordó que, en el caso concreto de la comarca sur, se consiguió que a partir de 2019 se depurase el 100% de las aguas negras y ahora «estamos dando un paso más para dar a estas aguas ya depuradas un tratamiento especial y convertirlas en agua regenerada de calidad para uso agrícola”.

En concreto, con estas obras se prevé aumentar el volumen de tratamiento de agua regenerada en 16.500 metros cúbicos diarios con lo que la estación aportará más de 25.000 metros cúbicos de agua regenerada al día.

El presupuesto de la ampliación asciende a 8.716.320 euros y es aportado en su totalidad por el Cabildo, que precisa que la obra está incluida dentro del Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) y el Fondo de Desarrollo de Canarias.

Estas obras se iniciaron en noviembre de 2021 y tienen previsto finalizarse en octubre de 2023.

“DISPONER DE 25.000 METROS CÚBICOS DIARIOS DE AGUA DEPURADA Y DESALADA PARA DEVOLVERLA A LA AGRICULTURA ES UNA EXCELENTE NOTICIA»

“Vamos a conseguir que toda la zona agrícola desde San Miguel a Santiago de Teide pueda beneficiarse de esta agua de primerísima calidad para sus cultivos”, insistió Pedro Martín, mientras que el consejero de Desarrollo Sostenible y Lucha Contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, explicó que “con estos trabajos se avanza en un fundamento clave de la economía circular como es el convertir los residuos en nuevos recursos”.

Según detalló, el objetivo pasa por implantar en la comarca sur el mismo modelo que ya se ha establecido en Valle de Guerra y en toda la comarca nordeste «y que vamos a seguir aplicando en las futuras instalaciones que se van a poner en marcha a través del acuerdo con Acuaes”.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, ha subrayado la importancia y los pasos adelante que se están dando, tanto en la depuración de aguas residuales urbanas como, en este caso, en su reutilización para uso agrícola, lo cual profundiza en la apuesta por la sostenibilidad y el apoyo al sector primario.

«Son fundamentales para nosotros, para Arona y el conjunto de la comarca sur las inversiones en la depuración de aguas y el refuerzo de la reutilización de esta para el sector primario», ha explicado Mena.

Para el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, “estamos dando un paso importante en un proceso que ha sido largo y que aborda uno de nuestros principales problemas ambientales, como es el uso del agua”.

Rodríguez Fraga destacó que “ha habido un avance importante por resolver este problema que políticamente no es de lo más lucido, pero que sí de los que requieren un mayor compromiso y responsabilidad por parte de las administraciones, para satisfacer un servicio de agua de calidad, para la población, local y turista, y para la agricultura”.

“La posibilidad de disponer de 25.000 metros cúbicos diarios de agua depurada y desalada para devolverla a la agricultura es una excelente noticia», apuntó Rodríguez Fraga, quien señaló que «el proceso, en todo caso, sigue vivo para continuar respondiendo a las necesidades de esta zona turística, con altos consumos de agua, y recuperar también agua para su reutilización para el campo”.