Las cuatro principales cooperativas de la región empezarán a aplicar esta vendimia los parámetros para pagar la uva en función de su calidad para lo que, además del grado, también se van a contemplar otros valores como el ph (acidez), potasio y el glucónico.

Así lo han anunciado en rueda de prensa en la Feria Nacional del Campo (Fercam), de Manzanares (Ciudad Real), los presidentes de las cooperativas ‘Virgen de las Viñas’, de Tomelloso, Rafael Torres; ‘El Progreso’, de Villarrubia de los Ojos, Cesáreo Cabrera; ‘Cristo de la Vega’, de Socuéllamos, Félix Emilio Molina, y de la anfitriona ‘Jesús del Perdón’, Félix Cano, cuya producción global ronda los 480 millones de kilos de uva.

Los parámetros consensuados por los enólogos y técnicos se aplicarán a las variedades ‘airén’ y ‘tempranillo’

Los parámetros consensuados por los enólogos y técnicos de las cuatro cooperativas más importantes de Castilla-La Mancha y de Europa se aplicarán a las variedades ‘airén’ y ‘tempranillo’, que son las autóctonas y representan el 80 % de la producción, porque las cooperativas ya realizan seguimientos específicos para el resto de las variedades.

El nuevo sistema, que se empezó a aplicar la pasada campaña de forma experimental en estas cooperativas, consideradas como las más importantes de Europa, contempla tres categorías: máxima calidad (A) si la puntuación es mayor de 5 puntos; B, de 1 a 4,99, y C, menos de uno.

El objetivo de la implantación de este sistema es «reconocer la calidad por encima de la cantidad» de los 7.400 socios que suman las cuatro cooperativas, que también están negociando una posible fusión comercial, aunque los presidentes del ‘Cristo de la Vega’ y del ‘Virgen de las Viñas’ no son partidarios y defienden la fusión integral, según han reconocido a preguntas de los periodistas.