La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez,  ha hecho balance de todos los nuevos mecanismos puestos en marcha desde su departamento para favorecer la movilidad de tierras. Así, antes de que finalice el año está previsto que el Banco de Tierras transfiera hasta 2.700 parcelas a los ayuntamientos para favorecer su uso social. Además, el objetivo es doble, puesto que se logrará hacer más operativo este organismo que, a día de hoy, cuenta con unos 12.500 predios en su catálogo.

Ángeles Vázquez explicó que gracias a la Ley de Mejora de la Estructura Agraria de Galicia (Metaga), ahora estos terrenos pueden pasar a ser directamente de titularidad municipal de una manera más ágil y con menos carga burocrática que la tradicional cesión de tierras. El primer proceso de este tipo se llevó a cabo en Vedra por ser una de las localidades que más parcelas tenía en el Banco de Tierras. Así, tras un proceso en el que hubo que analizar hasta 230 parcelas se resolvió el cambio de titularidad sobre 64 predios que hoy, tras la firma con el alcalde, Carlos Martínez, quedaron ya en manos del ayuntamiento.

También asistió a la firma el director de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural (Agader), Miguel Pérez Dubois, ya que es el organismo a lo que pertenece el Banco de Tierras y desde lo que se están llevando a cabo las nuevas herramientas de la consellería para favorecer la movilidad agraria. El principal y más conocido es el de las reestructuraciones parcelarias, con las que la Xunta se ha comprometido hasta el punto de que tendrá cerrados administrativamente en el 2020 los 130 procesos abiertos hasta el momento e incluso abrirá otros nuevos.

Se trabaja en la puesta en valor de tierras en aquellos montes afectados por los incendios

Pero no es la única herramienta prevista. Precisamente con el objetivo de agilizar las parcelarias se creó también el modelo Marcos, un instrumento de reestructuración más rápido y de bajo coste para facilitar la movilidad en zonas de tamaño pequeño en las que existan necesidades de tierra por parte de las explotaciones agrarias. La clave está en que son permutas voluntarias entre propietarios sin modificación de la titularidad.

Está en proceso de creación a Unidad de Asesoramiento y Gestión de Explotaciones (UAXE), una nueva oficina para fomentar el movimiento de tierras y activos entre explotaciones, especialmente de aquellos ganaderos que se retiran para que sus bienes sigan siendo útiles la otras granjas.

La conselleira del Medio Rural adelantó además que trabaja en la puesta en valor de tierras en aquellos montes afectados por los incendios en Cualedro y Oímbra. “Ahí se hizo una reestructuración parcelaria pero año tras año los incendios arrasan las tierras, por lo que la Xunta está estudiando cómo ponerlas a producir”, declaró Vázquez. Por último, en el Valle del Lemos, la titular de Medio Rural señaló que se quiere establecer un sistema de movilización de tierras destinadas a granjas lecheras. En este caso, en colaboración con la Universidad de Santiago de Compostela y la Fundación Juana de Vega.