La Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia ha ratificado este viernes 19 la constitución del grupo de trabajo del sector vitivinícola con todos los agentes implicados dentro de la comisión territorial de seguros agrarios encargada de evaluar y fomentar la contratación de seguros en el sector, para abordar situaciones por los daños de la sequía y las heladas. En ella, representantes de la Xunta han emplazado al sector a realizar «propuestas realistas» al objeto de «mejorar las compensaciones».

Este órgano, ha indicado la Consellería, ha estado integrado por técnicos de Medio Rural, Agroseguro, Enesa (Entidade Estatal de Seguros Agrarios), el consorcio de compensación, delegación del Gobierno en Galicia y las organizaciones agrarias además de consejos reguladores de las cuatro denominaciones de origen orensanas y responsables de la Estación de Viticultura y Enología de Galicia, Evega.

Las organizaciones agrarias presentarán antes del día 1 sus propuestas para fomentar la contratación de seguros

Con la constitución de esta comisión, fuentes de Medio Rural han señalado que «se cumple» el compromiso de la Xunta de poner en marcha un grupo de trabajo con plena representación sectorial para «optimizar la gestión de las compensaciones» tras los daños sufridos en los viñedos por las inclemencias meteorológicas.

Durante esta primera sesión, las organizaciones agrarias se han comprometido a presentar «antes del próximo 1 de junio» sus propuestas al Ministerio de Agricultura para «fomentar una mayor contratación de pólizas y mejorar sus coberturas», han indicado fuentes de Medio Rural.

Además, la Xunta de Galicia ha emplazado a estas entidades a realizar «propuestas constructivas y realistas para mejorar las compensaciones de los viticultores y bodegueros por los últimos daños sufridos», en respuesta a las protestas en la calle celebradas la semana pasada.

Entre sus objetivos, la Xunta de Galicia ha incidido en la necesidad de «mejorar las pólizas y aumentar su aceptación por parte de los productores, de tal forma que se incremente el grado de aseguramiento en el ámbito vitivinícola» mientras que los viticultores reclamaban ayudas directas.