El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado que los viticultores de la Ribeira Sacra afectados por la granizada que arrasó hasta 400 toneladas de uva hace unos días serán compensados, cada uno, con un máximo de hasta 15.000 euros, en función de las pérdidas sufridas.

Es lo que ha expuesto hoy el jefe del Ejecutivo gallego al término del primer Consello de la Xunta después del descanso estival, en el que ha explicado que el Gobierno autonómico destinará 500.000 euros para paliar los daños de esta incidencia climática.

la xunta asume que se ha echado a perder gran parte de la cosecha de este año y que pone en peligro la supervivencia futura de los viñedos

La granizada caída el pasado 15 de agosto afectó principalmente a la subzona de Amandi, una de las variantes más demandadas y cotizadas de la denominación de origen protegida Ribeira Sacra.

RIBEIRA SACRA GRANIZO AYUDAS XUNTA 2Núñez Feijóo ha definido la tormenta como un «siniestro muy virulento» que ha echado a perder gran parte de la cosecha de este año y que pone en peligro la supervivencia futura de los viñedos por el gran daño sufrido.

Por ello, el Ejecutivo gallego ha abierto un fondo por el que los propietarios serán indemnizados en base a un precio de 0,7 euros por cada kilo de uva perdido hasta llegar al tope máximo de 15.000 euros por viticultor.

El titular de la Xunta de Galicia ha instado, además, a los propietarios a contratar pólizas de seguro para sus cultivos, ya que, de los 289 afectados, tan solo 19 habían contratado alguna, lo cual habría ayudado a disminuir los efectos de la granizada.